¿Qué determina el éxito o el fracaso de una empresa? Cuando iniciamos un negocio, o cuando trabajamos duro por hacerlo crecer, tenemos que elegir en qué enfocarnos para ganar un lugar en el mercado. Jeff Bezos, el fundador de Amazon, no tiene dudas sobre cuál es la mejor estrategia: “Obsesiónate por los clientes, no por la competencia”.

En cambio, la mayoría de los emprendedores se preocupa más por las actividades de la competencia. Y deja de lado el verdadero motor de crecimiento de todo negocio: atender las demandas y aspiraciones de sus clientes actuales y potenciales. Por eso el nivel de insatisfacción entre los consumidores es alto, y la lealtad y la conexión con las marcas cada vez más débil.

Así que si quieres ganar una ventaja competitiva y fortalecer tu propuesta de valor, no te preocupes tanto por innovar, sino por escuchar al mercado. Y eso es lo que los consumidores están pidiendo a gritos.

1. Simplicidad

El tiempo es cada vez más escaso, y por eso las personas no solo quieren productos y servicios que les solucionen la vida, sino que sean sencillos de consumir de usar. Esto aplica tanto para un cosmético o producto de limpieza como para una aplicación o un software empresarial. Y aquí está la razón del éxito de los tutoriales en video: ¡todo parece tan fácil!

Esto significa que vas a tener que trabajar en el diseño de tus productos o servicios, en los procesos internos de producción, y en cómo vas a comunicar esa propuesta más simple al mercado.

2. Una historia

Todos queremos ser parte de algo más grande, ¡también tus clientes! Y si les cuentas la inspiradora historia de tu compañía, y de todos los que son parte de ella, les darás un argumento concreto para que elijan tu marca y no la de tus competidores. Como explicó Simon Sinek, “la gente ya no compra lo que haces; la gente compra el por qué lo haces”. Recuerda que los consumidores deben sentirse protagonistas activos de ese relato, y no meros espectadores. Así que diles cuáles son las acciones concretas que puede tomar para formar parte de la “tribu” alrededor de tu marca.

3. Un servicio al cliente excepcional

Es la herramienta más efectiva para generar engagement con los consumidores y ganar su lealtad. Y que tiene otra ventaja adicional: la gente está dispuesta a pagar más cuando está segura de que va a recibir lo que necesita, por lo que dar un buen servicio es además más rentable. Sin embargo, es sorprendente qué poca atención prestan a este factor las empresas, incluidas las más grandes. El reto es contar con un equipo profesional y comprometido, que comparta con el dueño del negocio la misma obsesión por la satisfacción del cliente.

4. Nuevas experiencias

Aquí hay otra fuente de nuevas oportunidades para conectar con el corazón de tus clientes actuales y potenciales, tanto en las compras en espacios físicos como online. Piensa por ejemplo en lo que vive un cliente cuando visita un restaurante, y cómo podrían mejorarse momentos como la reservación de una mesa, la elección de los platillos o la solicitud de una factura. En el caso de las tiendas en línea, hay que prestar especial atención a la navegación, el funcionamiento de los botones, el nivel de detalle de la información sobre los productos, y la seguridad en los pagos. ¡Fortalece tu oferta!

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: