Los negocios que venden bisutería y otros accesorios de moda son ideales para las personas más creativas, conectadas con el arte, el diseño y la moda. Se trata de un segmento de mercado que no ha parado de crecer en los últimos años, ya sea de la mano de las grandes empresas o por la actividad de emprendedores y diseñadores independientes.

También es cierto que se trata de un mercado saturado, en el que para diferenciarse de la competencia hace falta un valor diferencial claro, una conexión fuerte de la marca con su audiencia, y una renovación constante de las líneas de productos.

La buena noticia es que los gustos de los consumidores de moda y tendencias están cambiando todo el tiempo, por lo que siempre aparecen nuevas oportunidades para aprovechar con nuestro talento, creatividad y dedicación. Además, la tecnología ha vuelto más fácil no solo la comunicación con esas audiencias, sino también la distribución y entrega de los productos.

Así que si vendes collares, anillos, aretes y otros accesorios de moda, y estás sufriendo por el estancamiento de las ventas o el avance de la competencia, no te pierdas este artículo. Aquí te compartiremos 6 pasos clave para que inicies una nueva etapa en el negocio y los ingresos ya no sean un problema.

1. Mejora el manejo de tu inventarios

A diferencia de los negocios de joyería –que utilizan metales y piedras preciosas, y venden piezas clásicas y más valiosas (como un brazalete de graduación o anillo de compromiso)– la bisutería sigue las tendencias del momento.

Esto significa que los productos tienen una alta rotación, y que hay que tener mucho cuidado con no quedarse con un exceso de stock de temporadas pasadas. Por eso es importante que cuentes con Sistemas Administrativos y de Facturación que te den información precisa sobre los artículos disponibles en la bodega, cuáles deberían volver a fabricarse en el corto plazo, y cuáles no se están vendiendo bien.

2. Trabaja en la identidad de tu marca

No importa si trabajas con materiales costosos o reciclados, o si vendes en una tienda departamental o un bazar de diseño: tus clientes deben tener siempre la certeza de que tus piezas son únicas y de que van a sumar algo no solo a su guardarropas, sino también a su estado de ánimo o momentos especiales. Identifica los valores más importantes de tu marca, quién y cómo es su público objetivo, y define una estrategia de comunicación que te diferencie claramente de la competencia. En este punto, las redes sociales (principalmente Instagram) y las estrategias de influencer marketing podrían serte de gran utilidad.

3. Vende en línea

Aunque estamos lejos del nivel de penetración y servicio que tiene en Estados Unidos o Europa, el e-commerce es una realidad que ya no podemos ignorar en México. Gracias al avance de la tecnología, hoy ya no tienes que montar tu propia tienda en línea, sino que puedes subirte a plataformas como la mexicana Kichink o Shopify, o incluso puedes abrir un espacio en Facebook. Si tu volumen es mayor, puedes optar por la solución más robusta que ofrece un marketplace como los de Mercado Libre o Amazon, que se encargan de los envíos y permiten hacer un mejor manejo de los inventarios y pagos.

En el caso de la venta de productos de bisoutería, es importante que tengas en cuenta que el cliente no va a poder probárselos, por lo que es importante brindarle toda la información que necesita para tomar una decisión (por ejemplo, los tamaños de los anillos o el largo de los collares, con información precisa y fotos como ejemplo).

4. Busca aliados

Otro paso que recomiendan los expertos en estos casos es sumar fuerzas con otros negocios de tu mismo tamaño, y con los que podrías generar sinergias. Por ejemplo, podrías ofrecer tus líneas de accesorios a una tienda de indumentaria y zapatos, con la idea de que las clientas puedan completar su look. O trabajar de la mano de una asesora en imagen, que recomiende tus piezas.

En este punto, es necesario que no caigas necesariamente en una fórmula tradicional. ¿Por qué no vender tus collares en una tienda de chocolates o en una florería, para armar combos de regalo más originales? Por supuesto, es importante que tú y tu potencial aliado se sienten a hacer números, para que el proyecto sea rentable para ambas partes.

5. Súmate a una causa más grande que tu empresa

Otra manera de hacer visible una marca es conectarla con un proyecto que tenga un impacto positivo en la sociedad. Podría tratarse del cuidado del medio ambiente, y entonces podrías incorporar el uso de materiales reciclados. O de impulsar el desarrollo económico de una comunidad de artesanas, que podrían colaborar con su trabajo en una fase determinada del proceso de producción. Está claro estos esfuerzos deben ser y parecer genuinos, y no ser solo pensados para el beneficio económico para la empresa.

Para consultar tips, recomendaciones, guías y mucho más para emprendedores, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: