Las fiestas de fin de año están a la vuelta de la esquina y en México, ya está por comenzar la temporada de bazares, esos eventos en los que muchas personas aprovechan para hacer sus compras navideñas, conocer novedades, probar productos y hasta pasar un rato de esparcimiento.

Para tu negocio, los bazares pueden significar una gran oportunidad no solo para generar ingresos extra, sino  para posicionar tu marca. Y no importa el tamaño de tu empresa, ya que hay eventos que apuntan a un público exclusivo y de alto poder adquisitivo.

También es cierto que la oferta para instalar un punto de venta en estas “vendimias” es enorme. Y que la experiencia no siempre es buena: son comunes los relatos de personas que se sienten frustradas este tipo de experiencia, ya sea por la mala organización o, directamente, la falta de ventas.

Si estás pensando en participar en uno o más bazares este año, hay algunos puntos importantes que deberías tomar en cuenta para tomar la mejor decisión. Y, al final, obtener los resultados que buscas. ¡Aquí te los presentamos!

1. Identifica los bazares con los que compartas la misma audiencia objetivo

Está claro que si vendes joyería de un diseñador reconocido, o con piedras preciosas, tu mercado no va a estar en una colonia popular. O que si vendes tocados y otros accesorios para novias, quizá fin de año no sea el mejor momento para participar en estos eventos. Haz una lista de todas las opciones, identifica qué tipos de consumidores asisten a cada una, dónde están ubicadas y en qué fechas se van a realizar. Y no te quedes solo con la información que te dan los organizadores, también es importante que otras personas te cuenten su experiencia real.

2. Haz un análisis de costos y beneficios

Muchas personas cometen con los bazares el mismo error en el que caen cuando quieren vender por Internet: creen que es gratis y que obtendrás ventas automáticas. Por empezar, el ingreso a un bazar siempre tiene un costo. Por ejemplo la renta del espacio, y todo lo que se necesite para la instalación y decoración del puesto. Además, alguien deberá apoyarte para atender a las personas que se acerquen, envolver los productos y cobrar. Y por último, ten en cuenta que muchos de estos eventos son a beneficio, por lo que te retendrán un porcentaje de las ventas.

3. Analiza el plan de comunicación y marketing del bazar

Además de confirmar qué flujo de gente visita determinado evento, es importante que sepas qué tan fuerte es su promoción (por ejemplo, a través de redes sociales o anuncios en la calle). ¿Es un bazar con una marca ya posicionada? ¿Cuántos años hace que se realiza? ¿Quiénes son sus organizadores? ¿Suelen aparecer en los medios? Lo ideal sería además que tu marca esté incluida en los materiales de marketing, tanto impresos como digitales.

4. Prepárate para dar un servicio de excelencia

Eso no solo incluye la calidad de los productos o su presentación, o el trato de los vendedores. Necesitas contar además con la tecnología que te permita atender cualquier pedido del cliente. Por ejemplo, cobrar con tarjeta de crédito o débito, y generar facturas en forma rápida y efectiva. Recuerda que muchas personas asisten a este tipo de eventos en busca de regalos corporativos, y para ellos contar con un comprobante fiscal resulta imprescindible. Recuerda: son este tipo de detalles los que pueden decidir a un cliente potencial a comparte a ti, y no al vendedor de al lado.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: