5 acciones infalibles para crear un ambiente tóxico de trabajo, ¡evítalo!

Total
443
Shares

En tiempos de incertidumbre el liderazgo cobra más importancia que nunca. Los dueños del negocio, los directores y gerentes tienen un impacto directo en la motivación de los empleados, en la manera en la que se relacionan y en el clima laboral. Un mal jefe puede ejecutar día a día, y a veces sin percibirlo, acciones infalibles para crear un ambiente tóxico de trabajo. Por eso, hoy queremos contarte cuáles son.

Es importante que reflexiones sobre estos comportamientos, ya que pueden impactar de modo negativo en la productividad de tu equipo, pero también en tu desarrollo como líder. Te recomendamos que no solo analices tu manera de relacionarte con tus colaboradores, sino también con tus directivos, gerentes y supervisores.

1. Apelar al miedo

Los reclamos en público, las amenazas de despido, los gritos y las sanciones disciplinarias pueden lograr que un colaborador decida terminar un proyecto o que corrija un error en el momento; esto a largo plazo generará que trabaje con desgano, que evité en todo lo posible tener que trabajar contigo y que desee buscar nuevas oportunidades laborales.

2. Generar incertidumbre todo el tiempo

Para generar un buen clima laboral es importante que tus colaboradores tengan información clara sobre cuál es la situación de la empresa, cuál ha sido su desempeño en los últimos meses y cuáles son sus principales retos; sobre todo, qué puede hacer para lograr los objetivos planteados. Si en cambio solo escuchan rumores preocupantes y sienten temor por perder su trabajo o la posibilidad de cobrar una compensación, podrían trabajar con un gran nivel de ansiedad y fastidio.

3. No reconocer el esfuerzo de los demás

Como jefe siempre serás la cara más visible de un equipo. Por eso es fundamental que, a la hora de obtener un resultado importante, reconozcas la dedicación y el trabajo de todos los que participaron en un proyecto. Recuerda además que, como contracara, cuando haya problemas o fracasos tú serás quien se asuma como el principal responsable.

4. Promover la desconfianza

Una de las principales causas de la falta de productividad en una empresa es la falta de cooperación entre los miembros de un equipo o entre diferentes áreas. Muchas veces son los mismos jefes quienes crean este ambiente de desconfianza; por ejemplo, porque alientan a sus colaboradores a competir todo el tiempo entre sí mismos, porque tienen “favoritos” o por no imparciales al momento de repartir premios y compensaciones: ser un jefe justo.

5. Desalentar el crecimiento de los empleados

Por último, no hay nada más efectivo para generar un ambiente tóxico de trabajo que impedir que tus colaboradores avancen en el desarrollo de su carrera corporativa. Por ejemplo, al no darles mayores responsabilidades y autonomía o proyectos más grandes. Bloquear las oportunidades de tus colaboradores dentro de la empresa para que puedan capacitarse y adquirir nuevas habilidades es perjudicial. Este tipo de comportamiento es típico de los jefes temerosos e inseguros ante la posibilidad de perder su posición frente a alguien más capacitado e incluso más joven.

¿Tú estás cometiendo estos errores y creando un ambiente tóxico sin querer? Es momento de darte cuenta y realizar los ajustes necesarios para mejorar el ambiente laboral.

Síguenos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

You May Also Like