Es hora de empezar a trabajar en el plan de marketing de la empresa del próximo año, y una vez más tendremos que contestar las mismas preguntas: ¿quién es mi cliente ideal?, ¿cuál es el problema más importante que necesita resolver?, ¿cómo puedo ayudarlo con mi producto o servicio?

Las respuestas correctas tendrán un impacto directo en los resultados del negocio, y por eso es tan importante trabajar en ellas. Porque muchas veces, en la ansiedad de salir a vender y conseguir nuevos clientes, podemos terminar asumiendo que nuestras ideas o sensaciones sobre lo que quiere o no el mercado son reales.

Una de las claves para entender qué esperan nuestros clientes actuales y potenciales es analizar el concepto de “necesidades básicas”. Se trata de las aspiraciones más profundas de una persona, que tienen que ver con su esencia como ser humano, y no con las necesidades impuestas muchas veces por una sociedad dominada por la idea de comprar y consumir permanentemente.

Tener claridad sobre estas necesidades humanas básicas nos ayudará a analizar mejor a nuestros clientes y definir cómo podemos tener un impacto real en sus vidas. Y también, y esto es muy importante, será vital para entendernos a nosotros mismos y qué es lo que realmente nos apasiona de nuestro negocio, y nos ayuda a salir adelante todos los días, incluso en los momentos más difíciles.

Según los expertos en psicología y desarrollo personal, hay siete necesidades básicas que tienen los seres humanos, no importa si se trata de pequeños consumidores, grandes clientes, emprendedores o empresarios.

1. Seguridad

Más allá de las diferencias en cuanto al nivel de riesgo que somos capaces de soportar, todos los seres humanos ansiamos sentirnos protegidos, estables y tranquilos. Como consumidores, esta necesidad se conecta directamente con giros como los seguros de salud o de vida, los servicios de seguridad y protección al hogar, pero también con algunos que quizá no resultan tan evidentes, como los de limpieza y sanidad alimentaria, ahorros para la educación, e inversiones inmobiliarias.

2. Diversión

Aunque en este blog hemos hablado muchas veces de las ventajas de la rutina para la disciplina en el trabajo, la realidad es que para disfrutar de la vida necesitamos variedad. Al contrario de lo que podríamos pensar, el entretenimiento no se trata de algo accesorio, sino de algo que los seres humamos necesitamos para no caer en el aburrimiento, el desgano y la depresión. Si tu negocio opera en este sector, analiza cómo puedes conectar tu mensaje de marca con este concepto de vitalidad y disfrute.

3. Estatus

Otra necesidad del ser humano que las marcas pueden aprovechar para conectar con el corazón de sus clientes es la de sentirse valorados o visibles antes los demás. Starbucks es un claro ejemplo de un negocio exitoso no tanto por la calidad de sus productos y servicios, sino por los sentimientos de pertenencia que genera entre los consumidores que se pasean por las calles o por sus trabajos con un vaso de café con el logo de la marca.

4. Conexión

Las personas no queremos sentirnos solas ni desamparadas, y por eso aspiramos a ser amadas y formar parte de grupos sólidos de familiares y de amigos. Grandes marcas como Cola-Cola o Bimbo han apelado durante décadas a los valores familiares o la felicidad que producen los reencuentros. Y esta es una oportunidad que también pueden aprovechar las pequeñas y medianas empresas en sus campañas de marketing y comunicación, sobre todo en fechas especiales como las fiestas de fin de año.

5. Expresión

¿Quiénes somos? ¿Cuál es nuestra visión sobre lo que sucede en el mundo? ¿Qué mensaje queremos transmitir a los demás, que podrían ayudarlos a lograr sus objetivos personales? Estas son preguntas que nuestros clientes se hacen todo el tiempo, y quizá nosotros tengamos la solución para que puedan compartir esas ideas con los demás. Aquí está la razón de la masividad de las redes sociales, pero también de proyectos editoriales más pequeños, que permiten que muchas personas puedan por ejemplo publicar un libro.

6. Crecimiento

¿Quién quiere permanecer toda su vida en el mismo trabajo o en la misma situación financiera? ¿Quién no sueña con aprender, evolucionar, avanzar y mejorar? Esta aspiración está conectada con lo más profundo del ser humano, que siente como un fracaso el estar siempre en el mismo lugar. Y esta necesidad tan humana del cambio puede ser aprovechada por empresas de todo tamaño en giros como el educativo, de desarrollo personal, coaching, acondicionamiento físico y salud, y servicios financieros.

7. Contribución

Por último, todos queremos sentir que hicimos la diferencia en la vida de alguien y dejar nuestra marca en el mundo. Todos necesitamos sentirnos parte de algo más grande, y a veces podemos lograrlo con una compra sencilla, que destine recursos a una comunidad desfavorecida. Aquí hay una gran oportunidad para los negocios socialmente responsables, pero también para empresas de giros tradicionales que realicen campañas específicas en beneficio del medio ambiente o de determinados grupos sociales.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: