Por CREZE

En fechas recientes, nuestro país ha mostrado un crecimiento exponencial en la industria del e-commerce. En el presente año, de acuerdo con el último estudio realizado por una institución bancaria, su valor en este rubro alcanzó los 257 mil millones de pesos, frente a los 162 mil millones que apenas ostentaba en 2014: un crecimiento de 59% en tan sólo tres años.

Los datos manejados por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) revelan que somos 65 millones de internautas en el país, de los cuales, según el último estudio de ISDI y The Cocktail, 8 de cada 10 realizó una compra en línea en los últimos 12 meses.

El e-commerce aún cuenta con alto potencial de crecimiento en México y en el mundo; nuestro país ha logrado convertirse en el segundo lugar de Latinoamérica en esta industria, sólo después de Brasil, afirma el Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico.

Sin embargo, la profesionalización de una tienda en línea puede ser pieza clave para que tu negocio acceda a un nicho de mercado, en el cual, de acuerdo con la AMIPCI y ComScore, la mayoría de los usuarios se encuentran entre los 22 y 34 años (39%); mientras que 46% son mujeres y 54% son hombres, y más de la mitad posee estudios de licenciatura (52%).

Este nicho realiza transacciones de productos y servicios; cuando estos usuarios compran productos se concentran en la moda (28%) y la electrónica (25%). Por otro lado, los usuarios que adquieren servicios en línea se concentran en viajes (32%), boletos para eventos (30%) y servicios en telecomunicaciones (21%).

El e-commerce es una nueva oportunidad para expandir tu negocio, siempre y cuando lo hagas con la debida organización, planeación y operación. No es tan sencillo como sólo montar una tienda en línea: a ello debe sumarse la atención al cliente, la funcionalidad de la plataforma, la distribución y entrega, el marketing y todo el proceso de adquisición y compra-venta. Aquí te contamos por dónde empezar.

1) Define qué producto venderás

Determina cuál o cuáles de productos o servicios se prestan a ser vendidos en una tienda en línea, no tienes que comercializar todo en la web; toma en cuenta que los artículos de moda o los productos y servicios relacionados con viajes encabezan las compras online.

2) Busca una plataforma especializada

Grandes empresas de software poseen plataformas en las cuales puedes montar tu producto o servicio; MercadoShops o Kichink son un par de ejemplos que pueden ser funcionales, seguros e intuitivos. Siempre piensa en la seguridad para ese delicado momento en el que tu cliente pagará.

3) Asegura el suministro

Debes estar seguro de que tendrás disponible el producto que anuncias en tu tienda en línea; realiza inventarios constantes para saber qué se vende más y qué siempre debes tener disponible.

4) Planea la logística

No olvides, que, si estás vendiendo un producto, los usuarios determinan su compra por el costo de envío y el tiempo que se tarda en llegar. Puedes apoyarte en un servicio de mensajería, de preferencia de alcance internacional con servicio de rastreos de envíos.

5) Formas de pago

Algunas plataformas ya tienen integrado el método de pago: débito, crédito y PayPal son las más comunes; sin embargo, también está la opción de realizar transferencias bancarias o depósitos a cuenta, lo cual es menos cómodo. Asegúrate de que la plataforma que uses esté acreditada para darle confianza a tus clientes.

6) No pierdas de vista a tus consumidores

Una vez que la gente realice una compra en tu sitio web, es importante que incrementes la atención a tus clientes y establezcas contacto para acercarte a ellos. Realiza descuentos especiales, ten presencia en redes sociales para ofrecer una mejor comunicación y dale seguimiento a todas las ventas.

No olvides que tus clientes son la razón de tu empresa, por lo cual debes mantenerlos informados y anunciar a tiempo cambios o nuevos productos. Además, piensa en un plan y plataforma que te ayuden a darle seguimiento a las acciones de tus usuarios, como Google Analitycs, así como anunciarte en redes sociales y mantenerte presente para cuando el cliente te necesite.

Solicita un crédito empresarial en línea - Mi Propio Jefe

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: