Tener una buena red de contactos es una de las características distintivas de un empresario exitoso, pero aunque pocas personas se atreverían a refutar esta afirmación, también es cierto que muchas se sienten intimidadas a la hora de hacer networking. Algunas, porque sienten que no tienen las habilidades sociales necesarias, otras, porque creen que no arroja resultados concretos y, al final, es una pérdida de tiempo.

Lo cierto es que el networking puede resultar una herramienta vital para alcanzar resultados, tanto a nivel personal como profesional o empresarial y, como toda disciplina, tiene sus reglas. “La gente más rica en el mundo busca y construye redes. El resto busca trabajo”, asegura Robert Kiyosaki, autor del famoso libro Padre rico. Padre pobre.

1. Toma el networking en serio

La primera regla es dedicar tiempo y esfuerzo para nutrir a tus contactos. Eso significa darle un espacio en tu agenda semanal, leer sobre el tema y tratar de hacerlo cada vez mejor. Y por supuesto, no importa cuál sea tu puesto en la empresa o la carga de trabajo que tengas, es una tarea que no puedes delegar.

2. Busca intereses comunes

Tus mejores aliados serán aquellas personas con las que puedas compartir objetivos de negocios, pero también intereses, gustos, valores y una visión de la vida. Una de las ventajas de las redes sociales es que te permiten obtener datos sobre la gente antes de asistir a un evento o pedir una cita, lo que puede facilitar el inicio de una conversación o ayudarte a decidir a quién vas a acercarte.    

3. Apuesta por la diversidad

Por supuesto, en tu estrategia de networking tu prioridad deben ser los actores más importante de tu área de interés, según tu actividad o necesidad actual, pero no dejes de tener en cuenta la importancia de otros lazos que hoy pueden parecer menores, pero que podrían resultar claves en el futuro. A la hora de sumar contactos a tu agenda, piensa en el largo plazo.   

4. Sé genuino

Muchas personas creen que hacer networking es mostrar una imagen perfeccionada de nosotros mismos, o en otras palabras, falsa. En realidad, los especialistas recomiendan hacer exactamente lo contrario: habla de lo que te apasiona, sé sincero acerca de los que buscas, y haz un recuento de tus éxitos pero también de tus fracasos. Todos, hasta el ejecutivo más exitoso, está buscando conectar con el otro. Así que la autenticidad será siempre la mejor estrategia.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: