A medida que la tecnología ocupa un papel cada vez más esencial en la operación de las negocios y en la relación con sus clientes, hacer compras inteligentes de hardware y software se vuelve prioritario para el emprendedor.

Muchas veces, tomar una decisión sobre qué sistema de facturación adquirir, o sobre si realmente hace falta dar el salto a una plataforma de CRM (Customer Relationship Management) no es fácil. En ocasiones, porque a los empresarios Pyme les falta información sobre lo que realmente se necesita. Otras, porque tienen demasiadas opciones, o directamente escasea el dinero.

Lo que está claro es que invertir en tecnología hoy no es opcional. Aunque vendamos alimentos, o prestemos servicios, lo digital hoy atraviesa los procesos de producción y operativos, de contabilidad y finanzas, de marketing y de ventas. La clave está en hacer las compras adecuadas (y no dejarse llevar solo por el descuento o la novedad), para aprovechar al máximo los recursos disponibles y ver impactos significativos en el corto plazo.

Por eso, hoy queremos compartirte cuáles son las tres reglas para hacer compras inteligentes de tecnología para tu Pyme. Y son la siguientes.

Regla #1. Invierte en hardware y software desde el inicio

Una inversión temprana y sustancial en hardware, software y talento humano resulta fundamental no solo para poder escalar un negocio, sino para lograr que supere a su competencia y sobreviva los dos primeros años de operación, los más críticos. No importa cuál sea tu giro de negocios, el volumen inicial de operaciones o el tamaño del equipo, necesitas adquirir de entrada una plataforma de facturación electrónica, de nómina (ya que aunque no tengas empleados, tendrás que generar por ejemplo recibos de pago por asimilados para los socios).

En el caso de que tengas un local físico, como una tienda de ropa o una cafetería, es recomendable contar además con una app para administrar puntos de ventas  y un sistema de administración preferentemente móvil, con el que puedas consultar el inventario, elaborar cotizaciones, generar órdenes de compra y comprobantes fiscales digitales en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Regla #2. Considera la opción de la renta de tecnología

No siempre es posible adquirir la licencia completa para el uso de un software de administración, de contabilidad o de marketing. Es más, a veces ni siquiera es necesario. En México, hay marcas de tecnología enfocadas en las Pymes como Aspel, y de las más reconocidas en el mercado, que ofrecen esquemas de pago súper convenientes a través de una iguala mensual, y que a veces incluyen soporte técnico gratuito y el primer mes de uso sin costo. Habla con un experto en tecnología e investiga a través de las páginas de distribuidores oficiales de diferentes marcas qué pueden ofrecerte, y conversa también con otros empresarios para que te compartan su propia experiencia.

Regla #3. Adquiere plataformas escalables y flexibles

Por último, al momento de decidir entre una u otra plataforma, no te dejes llevar solo por el precio o la opción de pago. Analiza con detenimiento cuáles van a ser también las nuevas necesidades de corto y mediano plazo del negocio (por ejemplo, la coordinación entre una tienda en línea y el módulo de inventarios), y pregunta desde el inicio cómo vas a poder integrar un sistema de funciones básicas, como el de facturación o de bancos, con uno más amplio, como el de contabilidad. También es importantísimo que las plataformas que vayas incorporando reciban actualizaciones y mantenimiento. Esto es fundamental para no tener que duplicar inversiones.

 

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: