Storytelling es una de las palabras de moda en el mundo del marketing. El concepto está relacionado con comunicar a un cliente actual o potencial el “detrás de cámaras” de una empresa, cuál es su visión, y sobre todo cuál es su propósito.

Actualmente los consumidores ya no se conforman con un producto de calidad o un buen precio. También quieren saber de dónde viene, quiénes son las personas que lo elaboran y si su compra tendrá algún impacto positivo en la vida de alguien. Quieren, en definitiva, conocer la historia detrás de una marca.

¿Pero cómo contar esa historia? ¿Qué elementos tenemos que considerar en esa narración? Y sobre todo, ¿qué debemos hacer para que ese mensaje sea poderoso y tenga el impacto que buscamos en nuestra audiencia? Éstos son algunos consejos que te ayudarán a desarrollar un storytelling que logre atraer la atención y mantener la lealtad de tu mercado objetivo.

Identifica esos elementos que hacen que tu historia sea única

No se trata simplemente de contar cómo inició tu negocio o qué vende. Necesitas emocionar a tu audiencia, generar empatía, y para ello nada mejor que compartir experiencias con las que la gente se pueda sentir identificada. Por ejemplo, que obstáculos tuviste que superar para convertirte en tu propio jefe. O qué cosas todavía no lograste con tu empresa, y sueñas con alcanzar.

Sé auténtico

Una buena historia es real, simple y emotiva. Apela a valores universales como la valentía, el honor, la amistad y el éxito. No es necesario que “adornes” tu historia con datos falsos, que te conviertan casi en un súper héroe de los negocios. Las audiencias son capaces de detectar este tipo de engaños,  lo que más valoran es la humanidad y la autenticidad. Al final de cuentas, es con ese tipo de marcas con las que pueden conectarse y establecer una relación de largo plazo.

Amplifica tu voz

Una vez que hayas desarrollado tu historia, tienes que asegurarte de transmitirla a través de diferentes canales. Por supuesto, lo primero es identificar qué medios son los que utiliza tu audiencia objetivo. ¿Son las redes sociales? ¿Es algún foro en particular o algún evento de networking?  Arma un mapa de comunicación y diseña un plan para asegurarte de que les llegue tu mensaje.

Escribe nuevos capítulos

A medida que pasa el tiempo, y tu negocio crece, aparecerán nuevas anécdotas, lecciones y momentos por compartir con tu audiencia. Esto es importante porque, además de mantenerlos al día de las novedades, evitarás que se aburran de escuchar siempre lo mismo. También es importante que transmitas a tus clientes que ellos son parte de esa historia, y que incluyas en el relato qué tan importantes fueron para el nacimiento, desarrollo y éxito de la marca.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: