Si eres dueño de una empresa, seguramente querrás dedicar tiempo a pensar en la estrategia de ventas, una próxima contratación o simplemente nuevas ideas para renovar tus productos. Sin embargo, lo más probable es que siempre te ganen los pendientes: la llamada telefónica de un proveedor que no ha recibido su pago, problemas con el inventario o la tercera junta del día.

Lo que necesitas es simplificar la operación diaria de tu negocio, a través de la definición de procesos, la eliminación de tareas innecesarias y la adopción de herramientas tecnológicas que automaticen algunas funciones. Es un cambio importante, que necesita un análisis profundo de la compañía y cuáles son las áreas que necesitan ganar en eficiencia. Organizar estos aspectos te puede brindar mucho beneficios, entre otros, trabajar menos horas, pero conseguir mejores resultados.

¿Estás listo? Aquí te compartimos tres ideas para empieces a tomar el control de tu negocio.

1. Ten una presencia útil en Internet

El sitio de tu compañía puede ser el primer contacto de muchos clientes potenciales con tu marca, o un canal directo de comunicación con tus consumidores actuales. Pero muchos empresarios se preocupan más por el diseño de su página Web que por incluir la información que su audiencia necesita. ¿Lo más importante? Datos sobre tu producto o servicio, la ubicación de tus sucursales o el contacto directo del área de atención al cliente. Así, evitarás llamadas innecesarias que quiten tiempo a la recepcionista o cualquier otro empleado, o que un consumidor frustrado se vaya con la competencia.

2. Organiza menos juntas

Las reuniones de trabajo pueden convertirse en una pesadilla para el personal y significar una gran pérdida de tiempo. Ten juntas productivas, en las que participen pocas personas y que no superen los 45 minutos de duración. Y luego da seguimiento a los avances a través de un responsable, o de una plataforma para la gestión de proyectos.

3. Adquiere un sistema de administración empresarial móvil

Hoy existen plataformas que permiten realizar las principales operaciones de una empresa desde cualquier lugar. Y esto es especialmente importante en caso de viajes frecuentes, o para el equipo de ventas (que debe estar la mayor parte del tiempo visitando a los clientes). A la hora de elegir una opción, busca una que tenga características útiles. Por ejemplo, una aplicación que te permita trabajar sin conexión a Internet y sincronizar la información cuando vuelvas a conectarte como Aspel ADM.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:                                                               

Contenido recomendado: