Para el mercado en general no hay nada más importante que la honestidad o la buena reputación y en la mayoría de los casos, si no es que en todas las ocasiones, los vínculos con todos aquellos que integran un negocio se basan en la confianza. Es por esto que hay que evitar ciertos errores que podrían afectar negativamente la imagen de la marca.

1. Engañar o mentir

A nadie le gusta que le mientan y en el caso de un producto o servicio, agregar atributos que no son ciertos no sólo afecta la percepción del cliente hacia el negocio, también puede dañar futuras relaciones comerciales. Es más fácil que un cliente o varios acaben con la reputación de una compañía al quejarse de ser fraudulenta, así, por todo lo que costaría intentar cambiar una mala percepción, no vale la pena caer en trucos para vender más.

2. Las palabras valen

Si se dice algo hay que sostenerlo con hechos, es muy importante cumplir con todo lo que se promete, de lo contrario se afecta la imagen ante los empleados, clientes, proveedores y cualquier persona con la que esté en contacto el negocio. En caso de que exista algo que no se pueda cumplir, es importante avisar por anticipado, más vale una disculpa a tiempo que una mala impresión.

3. Hablar mal de la competencia

Tratar de vender o abrir mercado comparándonos con otros, le resta credibilidad a lo que nuestra marca representa, además de que refleja poca experiencia, señala que nuestro producto y/o servicio no cuenta con cualidades propias para valerse por sí mismo. Lo ideal es que la calidad de nuestro producto y el trabajo hablen por sí mismos.

4. Información incompleta

Va de la mano con mentir y aunque no sea la intención hacemos omisiones, siempre se debe ser transparente con todos los aspectos de los productos o servicios que ofertamos, por más pequeños que parezcan.

5. Comunicar sin concepto aterrizado

Es normal querer producir tus mejores ideas, pero carecer de un concepto y comunicar por comunicar es un error que no debe cometerse, si lo que se quiere es dar fuerza a una compañía, lo menos que se debe hacer es hacer circular información errónea y que dé una mala reputación a la empresa. Aterriza lo que quieres comunicar y sigue la línea en todos los canales de comunicación de tu empresa.

6. Bombardeo de información

Una cosa es dar conocer la oferta comercial y sus ventajas, pero otra muy diferente es aturdir al consumidor con demasiada información, que lejos de atraerlo, puede provocar que se aleje de todo lo relacionado con el negocio o la marca.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: