Ya estamos en enero, y es el momento de llevar a la realidad nuestro plan estratégico 2020. Y para alcanzar los objetivos planteados, necesitamos asegurar la salud financiera de la empresa. Porque sin efectivo disponible, o el acceso rápido a un crédito bancario, será difícil solventar los costos del crecimiento.

Para tener un año sin sobresaltos, hay cuatro consejos de finanzas básicos (pero críticos) que nos puedes dejar de tener en cuenta como dueño de una empresa pequeña o mediana. Nuestra recomendación es que los revises cada mes, para no olvidarlos y así mantener el control de los números del negocio.

Consejo #1: separa tus finanzas personales y las del negocio

Este es un consejo que puede parecer algo básico, pero que no aplican la mayoría de los dueños de una Pyme. Y esa es una de las razones principales del desorden financiero en el que caen muchos emprendedores.

Para evitar la tentación de usar la tarjeta corporativa o la caja chica del negocio para tus gastos personales, maneja cuentas bancarias independientes. Además de ordenar los números, eso te evitará problemas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a la hora de hacer tu declaración anual del Impuesto sobre la Renta (ISR).

Consejo #2: anticípate a un flujo de efectivo irregular

Una de las dificultades más comunes entre las Pymes es la fluctuación en las ventas y en los pagos. Esto sucede especialmente cuando el negocio vende productos o servicios estacionales, o cuando el ciclo de pago de los clientes es de más de 30 días.

Por eso es recomendable contar con una reserva de dinero para los meses más complicados. Revisa cuál es el presupuesto mensual de gastos del negocio e, idealmente, prepara un fondo equivalente al presupuesto de 60 días para asegurar el pago de costos fijos como la renta de un local, los servicios y la nómina de los empleados.

Consejo #3: apóyate en sistemas de contabilidad y administración empresarial

La tecnología se ha convertido en una de las aliadas principales de las Pymes, tanto en términos de salud financiera como de contabilidad. Y la buena noticia es que hoy las plataformas se han vuelto más accesibles y sencillas de usar.

Asegúrate de contar, como mínimo, con un sistema eficiente de facturación, para cumplir con todos los requisitos del SAT. Y también con una plataforma de contabilidad integral, para procesar en forma segura y mantener actualizada la información contable y fiscal del negocio. Ten en cuenta además que estos sistemas te permitirán cumplir con las disposiciones fiscales vigentes y generar diversos reportes útiles para la toma de decisiones.

Consejo #4: contrata los seguros que el negocio necesita hoy

No esperes hasta generar más ingresos para proteger el negocio contras los riesgos naturales que tiene toda operación. Y si la empresa ya cuenta con pólizas contratadas, asegúrate de que son las que necesita en la actualidad, de acuerdo a su tamaño y actividades.

¿Los empleados están realizando alguna tarea nueva que podría significar algún tipo de accidente? ¿La empresa ha adquirido algún automóvil? ¿Es hora de que los directores reciban un seguro de gastos médicos mayores? Reúnete con tu asesor de confianza y revisa qué ajustes necesitas hacer.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: