El User Experience (UX) design o diseño de la experiencia del usuario es uno de los elementos más importantes de una estrategia digital exitosa; sin embargo, es también uno de los factores que menos se tienen en cuenta a la hora de desarrollar una página Web o una aplicación para nuestro negocio.

El objetivo de esta disciplina es sencillo, aunque no siempre fácil de alcanzar: mejorar la satisfacción del cliente y su grado de lealtad a la marca a través de un interacción útil, fácil y placentera con su producto o servicio. Si aplicamos el concepto al marketing digital, tendrá un impacto directo en los clics, conversiones, número de fans y otras métricas de nuestra estrategia.

Un reciente estudio de Adobe arroja datos contundentes sobre la importancia del diseño UX. Por ejemplo, el 39% de las personas dejan de visitar un sitio si las imágenes tardan mucho tiempo en cargar, y el 38% lo hace si el diseño es poco atractivo. Otra buena razón para abandonar una página es no encontrar los datos de contacto de la empresa, como un teléfono o e-mail.

Bajo la lupa de Google

Otro dato a favor del diseño UX es que ya es un factor que Google toma muy en cuenta para posicionar a una página en sus buscadores. Y que hay que complementar con nuestra estrategia de SEO o palabras clave.

¿Pero por dónde empezar? Lo más recomendable es que contrates la consultoría de un experto en el tema. Pero puedes arrancar con estos tres puntos.

1. Trabaja duro en la página de inicio

Es la puerta de entrada del sitio y, muchas veces, el primer contacto de un cliente con una marca. Asegúrate de que conecta con la esencia del negocio y sobre todo, que su diseño ayuda a cumplir con los objetivos de conversión de tu estrategia de marketing. ¿Quieres vender? No cargues la página con demasiada información institucional sobre tu empresa.

2. Asegúrate de que el diseño de tu página Web sea responsivo

Esto significa que debe estar programada para adaptarse a los diferentes tamaños de pantallas, simplificando el menú, reorganizando el contenido y escalando las imágenes. Así, los visitantes podrán navegar por el sitio no sólo desde su desktop, sino también en su celular o tablet, y obtener la información que necesitan en cualquier momento y desde cualquier lugar.

3. No cargues el sitio de imágenes

Por supuesto que son necesarias, pero abusar de fotos genéricas de alta resolución puede terminar dañando la usabilidad de la página. Asegúrate de cargar fotografías o ilustraciones que sean relevantes para el contenido que publicas. Y no olvides cumplir con ciertas reglas del SEO, como dar un nombre descriptivo a los archivos e incluir un texto alternativo apropiado.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: