Una de las tareas más complejas a la hora de administrar un nuevo negocio es la de llevar una buena contabilidad, y es que probablemente en cuestión de gestión, estés cumpliendo con todas las obligaciones, pero en el tema específico de la contabilidad, solemos desconocer cómo funciona de forma adecuada, así como las obligaciones fiscales que debemos cumplir con la autoridad correspondiente. Te compartimos algunos de los errores más comunes que cometen los emprendedores con sus nuevos negocios en dicho rubro, a fin de que te asesores con un experto sobre cómo manejar tu contabilidad, las buenas prácticas y registros que debes llevar para evitar sanciones y cumplir con la ley.

1. No conocer las fechas de cumplimiento

Para estar al día en la Contabilidad Electrónica es necesario conocer las reglas sobre las que se rige esta obligación fiscal, para ello te recomendamos te asesores con un profesional para saber cómo la enfrentará tu negocio acorde a los ingresos anuales.

2. Para deducirlo hay que presentarlo

Es importante justificar todos los gastos generados por y para la empresa, así como saber exactamente cuáles son aquellos que sí se pueden deducir y cuáles no. Muchas veces no se toman en cuenta los gastos hormiga, que a la larga podrían convertirse en importantes sumas de dinero y gastos innecesarios, analiza si son necesarios o debes eliminarlos.

3. Facturas electrónicas

De la misma forma como debemos tener control de nuestros gastos, debemos cuidar que las facturas que nos brinden, así como las que expedimos, estén correctamente emitidas, tanto los datos de nuestra empresa como los de nuestros clientes, a fin de que los ingresos y egresos estén correctamente comprobados.

 4. No llevar la contabilidad al día

No contar con la información contable actualizada, te impide tener un panorama completo y claro sobre la situación financiera de tu empresa, tener una mala contabilidad te puede llevar a tomar decisiones apresuradas. Asimismo, tener la contabilidad al día ayuda muchísimo al momento de presentarla electrónicamente a la autoridad fiscal, ahorrará mucho tiempo al cumplir con nuestras obligaciones como emprendedores.

5. No sacar provecho de la tecnología

Es normal que tu espíritu emprendedor te  lleve a querer ser autodidacta y esto provoque desarrollar múltiples actividades dentro de tu negocio, ¡no quieras hacer todo!, esto también se aprende en el proceso. Lo ideal es asesorarte con un experto que lleve tu Contabilidad Electrónica al día, así como actualizarte con el Software más adecuado,  ya que conforme tu negocio crezca, este tipo de tareas se vuelvan sumamente complejas para quien no conoce más que lo básico. Es importante que estudies este tema a profundidad, ya que la finalidad de este artículo es informarte sobre los errores que se cometen comúnmente, te recomendamos buscar asesoría de un profesional, con la finalidad de evitar este tipo de fallas que puedan generar graves problemas a tu empresa.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: