Precierre fiscal: qué es y por qué es tan importante para tu negocio