La teoría del palo y la zanahoria afirma que si deseas conseguir que un burro se mueva, necesitas colgar una zanahoria por delante del hocico y un palo golpeando su lomo por detrás. Dicha idea fue adoptada como una de las principales teorías de la motivación en las empresas y se refiere a la recompensa y castigo que se debe aplicar para alcanzar los objetivos.

En el ambiente de los emprendedores, quienes son el motor de la innovación y rompen esquemas para la productividad, esta teoría no es aplicable, además, existen avances en las ideas sobre la motivación que nos indican 7 motivos por los cuáles no es funcional este modo de ver a los empleados en la actualidad.

1. Eliminar la motivación intrínseca

Existen muchas cosas que hacemos sólo por placer, pero si nos pagaran por ello y se convirtiera en una obligación, dejaríamos de sentir las mismas ganas por hacerlo, por ejemplo, si me pagaran por jugar ajedrez, probablemente me acabaría aburriendo a largo plazo, ya que sería una tarea muy constante.

2. Reducir el rendimiento

Se han hecho experimentos en los que a igualdad de tareas, los trabajadores con mayor sueldo son los peores en rendimiento a la hora de desempeñar sus funciones.

3. Aplastar la creatividad

Se ha comprobado que los artistas trabajan más horas y con más fluidez cuando no se les paga previamente por ello.

4. Desbordar la buena conducta

En un experimento se promocionó la donación de sangre con una compensación económica, y se comprobó que las donaciones habían caído en número durante esa etapa.

5. Potenciar la trampa, los atajos y la conducta poco ética

Las metas que la gente se propone suelen ser saludables, cuando se usan como motivador externo puede dar lugar a malas conductas, incluso peligrosas para la propia empresa, por ejemplo, cobrar de más a los clientes, venderles servicios que en realidad no necesitan, entre otras prácticas dañinas.

6. Volverse adictivos

Cuando nos acostumbramos a recibir una gratificación, esperamos más, y entramos en un estado en el que sentimos que deberíamos cobrar cada vez más por hacer esa tarea “ingrata”.

7. Potenciar el pensamiento a corto plazo

La gratificación inmediata puede ser un freno para la visión a largo plazo, pues hace que nos enfoquemos en buscar soluciones rápidas, y por tanto menos creativas y menos productivas a largo plazo, lo que puede afectar a la salud de tu empresa.

Es claro que en esta sociedad debemos recompensas bien a un trabajador, pero lo suficiente, de lo contrario éste no se centrará en el trabajo que debe hacer, sino en lo injusto de su situación, así que cuida este importante aspecto y pon un balance, recuerda la importancia de las responsabilidades del trabajo, la compensación y el buen ambiente laboral.

¿Qué opinas al respecto?

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: