En los últimos años, el llamado marketing de contenidos ha ganado un lugar importante en las estrategias de comunicación de las marcas. Las pequeñas y medianas empresas no han permanecido ajenas a ese fenómeno. Por eso, seguramente tu negocio ya tiene un blog, y estás publicando artículos, videos y participando activamente en las redes sociales.

Lo más probable es que, a pesar de todos tus esfuerzos, te sientas frustrado con los resultados. Las visitas al blog no crecen. La interacción con tu audiencia es mínima, y sumar seguidores en Facebook o Instagram no ha ayudado en nada a las ventas. Al final, te enfrentas a un problema que no sabes cómo resolver: nadie está leyendo tu contenido.

Pero no te desanimes, esto es algo que le sucede a la mayoría de las empresas y seguramente estás cometiendo algunos errores muy comunes que te detallamos a continuación. Toma nota, haz los ajustes necesarios y prepárate para iniciar una nueva etapa de conversiones efectivas.

No tienes una estrategia

Publicar lo que quieras y cuando quieras no es una buena idea. Por más artículos que estés subiendo a la Web, si no lo haces con un objetivo claro y una estrategia lo más seguro es que obtengas resultados muy pobres. ¿Y qué significa desarrollar una estrategia de marketing de contenidos? Conectar la visión y personalidad de tu marca con el calendario editorial. Definir quién es tu audiencia, cuáles son sus características y necesidades. Trabajar en el estilo y la voz con la que vas a comunicarte con tus clientes actuales y potenciales. Y establecer qué tipos de contenidos y plataformas vas a utilizar.

En realidad, no conoces a tu audiencia

Para que tus contenidos tengan alcance, necesitas definir a quién le vas a hablar, cuáles son las características de esa persona, qué necesita y por qué aún no lo ha encontrado en el mercado. Si le hablas a todo el mundo, seguramente todos tus esfuerzos serán en vano. En este punto, es importante que trabajes en forma detallada en el perfil de buyer persona de tu marca. Entre otros datos, debes incluir: nombre, sexo, edad, ingresos mensuales, nivel educativo, objetivos personales y profesionales, qué dificultades enfrenta, qué necesita, y cómo podemos ayudar con nuestra oferta.

No estás publicando lo suficiente

Por supuesto, cuando hablamos de marketing de contenidos la calidad es más importante que la cantidad. Sin embargo, si te limitas a publicar artículos una vez por mes, o a hacer un comentario en Facebook una vez a la semana, vas a tener muchos problemas para llamar la atención de tu audiencia. Para generar una conexión a largo plazo, credibilidad y engagement, necesitas periodicidad y consistencia. Y eso incluye a los motores de búsqueda, por lo que es importante trabajar en una estrategia de Search Engine Optimization, conocido como SEO.

Estás vendiendo en forma directa

Está claro que generar contenido busca llamar la atención sobre tu marca e impulsar, al final, tus ventas. Pero si tus artículos o videos venden en forma directa, lo único que lograrás es alejar a tus clientes potenciales. Hoy, gracias a Internet, las personas tienen acceso a mucha información sobre los productos y servicios que necesitan, y esa es una de las razones por las que la publicidad está teniendo cada vez un menor impacto. Lo que necesitan en realidad es ser acompañados en su proceso de compra, con información sobre cómo utilizar mejor un producto, o como mejorar algún aspecto de su vida relacionado con ese producto. Aquí está la razón del éxito que han tenido en los últimos años los tutoriales de maquillaje.

Tu contenido no está optimizado

Para que tu contenido funcione, necesitas que tu audiencia lo encuentre. Parece algo obvio, y en realidad lo es. Pero te sorprendería saber qué pocos esfuerzos se dedican a trabajar en las palabras clave de los posteos que se publican en la Web. La buena noticia es que hoy existen muchas herramientas que pueden ayudarte a trabajar en este punto, sin la necesidad de contratar a un experto en SEO. Para empezar, necesitas interiorizarte en el uso de Keyword Planner de Google Adwords, con el que podrás descubrir cuáles son los términos y frases más utilizados. También puedes recurrir a plataformas gratuitas como Yoast SEO, que te permitirán hacer un diagnóstico de la calidad de tu texto e incluso de su legibilidad (otro punto muy importante para obtener una buena calificación en los buscadores).

Para consultar tips, recomendaciones, guías y mucho más para emprendedores, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: