El negocio de las florerías no pasa de moda. Generación tras generación, los mexicanos mantienen la costumbre de regalar flores en fechas especiales, como el Día de las Madres, el Día de Muertos, San Valentín o los cumpleaños. Son buenas noticias para los empresarios del sector: según datos del Consejo Mexicano de la Flor, el consumo de flores de corte en México alcanza los $10,000 millones de pesos al año.

Claro que la competencia es mucha. Y para no desaparecer, una florería tiene que mantenerse al tanto de las últimas tendencias, innovar en su oferta y trabajar día a día en la rentabilidad de su operación. La fórmula de crecimiento que recomiendan los expertos podría resumirse en tres palabras: creatividad, tecnología y servicio. Aquí te explicamos en más detalle de qué se trata.

1. Trabaja en un estilo propio

Hoy pueden comprarse flores en cualquier lugar, desde un puesto callejero hasta una tienda de autoservicio o una aplicación. Para evitar competir por precio, es importante que des un valor agregado a tu oferta, que te convierta en la opción número uno de tus clientes. Esa diferencia puede estar en el estilo de tus arreglos (por ejemplo, ¿has pensado en incluir dulces o accesorios de moda?), en la calidad excepcional del servicio o en la capacidad de sorprender a tus consumidores.

2. Diversifica tu mercado

Las florerías más tradicionales suelen mantenerse enfocadas en sus clientes de toda la vida. Un caso típico son aquellos negocios ubicados cerca de una casa funeraria, que se limitan a vender coronas y ramos de flores muy sencillos. Pero los mercados se mueven rápido, y no podemos dejar de tener en cuenta el crecimiento de las ventas en línea. Analiza cuál es tu mercado actual, dónde podrían estar las nuevas tendencias y oportunidades, y qué necesitas hacer para ganar nuevos consumidores. Ten en cuenta que uno de los segmentos más rentables son los eventos, como bodas, fiestas o congresos. También puedes sumar nuevos servicios, como los de jardinería o paisajismo.

3. Afina la operación

Las grandes florerías utilizan por lo menos 80 variedades de flores, y este número representa muchos retos con respecto al manejo del inventario. En primer lugar, porque las flores de corte tienen una vida corta, y en segundo lugar, porque son productos delicados que necesitan de cuidados especiales para su almacenamiento y traslado. Por eso es tan importante que cuentes con un sistema de administración, que te permita registrar desde cualquier lugar de la tienda operaciones como ventas, compras, facturación y control de inventarios.

4. Da el mejor servicio al cliente

Una persona que regala flores es muy exigente con respecto a detalles como el respeto del lugar y horario de entrega, el estado del arreglo o que la tarjeta de saludo tenga los datos correctos. Ten mucho cuidado también con la limpieza, el aroma y la decoración de la tienda: almacenar las flores en cubetas sobre el piso y tener arreglos marchitos en exposición enviará un pésimo mensaje a tus consumidores actuales u potenciales. Y no olvides ofrecer diferentes opciones de pago, hoy ya no hay excusas para no poder cobrar con tarjetas de crédito o débito.   

5. Mantente en comunicación permanente con tus clientes

No permitas que tu florería viva sólo de las ventas por impulso, por el contrario, mantente en contacto con tus consumidores más fieles, conoce cuáles son las fechas especiales en su vida y recuérdales que estás ahí para ayudarlos a hacer el mejor regalo o sorprender a una persona importante. Para ello, necesitas trabajar en una base de datos que incluya el nombre, teléfono y correo electrónico de tus clientes, pero también los cumpleaños y otras fechas especiales de sus seres queridos.

Para consultar tips, recomendaciones, guías y mucho más para emprendedores, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: