Los mercados están cada vez más competitivos y los clientes más exigentes en cuanto a la calidad de los productos y servicios que compran. Por eso, si quieres que tu empresa no solo sobreviva, sino que siga creciendo a paso firme, necesitas estar al tanto de cuáles son las tendencias que moverán el mundo de los negocios el próximo año.

El acceso a mejores plataformas contables y de administración, el comercio electrónico y la entrada de las nuevas generaciones al mercado laboral son solo algunos de los factores que moldearán la demanda, el consumo y la relación entre marcas y clientes. Aquí te presentamos una lista completa que no puedes dejar de considerar.

#1. Internet

Para las generaciones más jóvenes, la Web es su “campo de juego” preferido para realizar casi todas sus actividades: desde leer noticias hasta ver una película o hacer una compra. A medida que crecen, y con un mayor poder adquisitivo, los millennials y centennials obligan a las marcas a trasladar el foco de sus estrategias de comunicación, marketing y comercialización al mundo digital. Y a encarar una profunda transformación en los conocimientos y habilidades de sus equipos de trabajo. Porque lo que funcionó durante años e incluso décadas (como la publicidad en medios impresos), ahora puede no tener impacto alguno en los resultados.

#2. El comercio electrónico

Las ventas en línea no dejan de crecer en todo el mundo. Y América Latina, donde se sigue ampliando el acceso a Internet, el número de dispositivos móviles y la seguridad en las transacciones, no es la excepción. Esta es una excelente noticias para los emprendedores, que ya no necesitan hacer costosas inversiones en tiendas físicas para atender a su mercado objetivo. Y que incluso pueden optar por plataformas de marketplace como las Amazon, Mercado Libre o Facebook para hacer sus primeras ventas antes de abrir su propio canal de e-commerce.

#3. El consumo sustentable

Los alimentos y bebidas, los productos de limpieza, las prendas de vestir, el transporte, el turismo… Hoy son muchos los sectores de la economía que se están transformando para atender las demandas del creciente segmento de consumidores “verdes”, preocupados por el impacto de sus actividades en el medio ambiente. Y las oportunidades son mucho más amplias de lo que crees, incluso para los negocios que aparentemente no pueden ofrecer nada sustentable a su mercado objetivo. Por ejemplo, puedes incorporar prácticas responsables como el uso de papel reciclado en la oficina, lámparas ahorradoras de energía o desarrollar jornadas de trabajo voluntario entre tus empleados, para limpiar un parque o plantar árboles. Por supuesto, para que tengan un impacto es importante que comuniques estas actividades a tu audiencia.

#4. La atención personalizada al cliente

Los días en los que se ofrecían los mismos productos y servicios a todos los consumidores se acabaron. Las personas se sienten agobiadas ante el exceso de oferta e información comercial, y están listas para prestar su atención a esas marcas capaces de entender lo que realmente necesitan y de darles una opción a la medida de sus demandas. Por eso, uno de los mayores retos que enfrentarán los negocios en 2020 es escuchar a su audiencia objetivo, dialogar con ella, entender sus requerimientos y diseñar una oferta a su medida. Y por supuesto, ser capaz de dar un servicio de venta y post-venta excepcional.

#5. Las historias en las redes sociales

Herramientas como Instagram Stories no solo se han vuelto sumamente populares: también han demostrado ser eficaces para mostrar el lado más auténtico de las marcas y conectar con el corazón de las audiencias.

Esta es la razón por la que los expertos en marketing vaticinan que el próximo año ganarán todavía más terreno en las estrategias digitales de empresas de todo tamaño. ¿El reto? Desarrollar una voz y un estilo propios, ser creativos y lograr que los seguidores pasen de la historia al carrito de compras. Después de todo, cualquier estrategia de marketing debe tener como objetivo último incrementar las ventas.

#6. Las plataformas digitales

La globalización y la mayor competencia también obliga a las empresas a ser más eficientes y productivas. Y a mejorar la atención de sus clientes con, por ejemplo, mayor velocidad y seguridad en las transacciones en el piso de venta o por Internet.

Así que resulta fundamental que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) profesionalicen todos sus procesos administrativos y contables, a través de sistemas de facturación, contables, nómina y empresariales. La buena noticia es que hoy hay opciones accesibles, escalables y que pueden ajustarse a las necesidades y etapa de crecimiento del negocio. Investiga cuál es la mejor para tu empresa, busca el consejo de un experto y haz una inversión inteligente.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: