El objetivo principal de la página Web de un negocio no es tener muchas visitas, sino lograr que los clientes potenciales que llegan hasta ella inicien el camino hacia una compra. ¿Cómo? Por ejemplo, proporcionando su e-mail al suscribirse a un newsletter, registrándose en la página o cargando un producto en la “lista de deseos”.

Sin embargo, son muchos los emprendedores que olvidan trabajar en la famosa “tasa de conversión” de su sitio o e-commerce, y entonces viven frustrados por los pocos resultados de su estrategia digital. Las razones pueden ser muchas: desde una plataforma mal diseñada o demasiado lenta, hasta contenidos confusos, desconectados o simplemente irrelevantes para la audiencia objetivo.

Así que si estás en esa situación (no te preocupes, le sucede a la mayoría de los pequeños y medianos empresarios), hoy queremos compartirte 10 pasos efectivos para mejorar las métricas de tu página Web. Antes de arrancar, recuerda que una tasa de conversión indica el número de visitantes que cumplieron un objetivo establecido en el “embudo de ventas”, y que la compra es la gran meta final, pero no la única.

#1. Comunica claramente qué ofreces

Sé directo, ¡no temas vender! Dedica la mayor parte del home de la página para destacar las ventajas de tus productos y servicios. Usa textos cortos e imágenes atractivas.

#2. Dile a tus clientes qué van a ganar

Cuando esté clara la ventaja competitiva de tu oferta, concéntrate en comunicar a tu cliente potencial cómo puedes ayudarlo a solucionar un problema, y a trasformar su vida y su empresa.

#3. Deja que hablen tus consumidores más satisfechos

Pide a tus clientes más importantes que compartan un testimonio sobre la calidad de tus productos o servicios, su experiencia de compra y todo aquello que los convirtió en fans de tu marca.

#4. Publica imágenes de alta calidad

En esto no puedes improvisar. Las fotografías deben ser capaces de transmitir los altos estándares de producción y servicio de tu empresa, y el valor de tu marca.

#5. Comparte contenido útil

Es la mejor manera de invitar a los visitantes a formar parte de la tribu alrededor de tu marca y, eventualmente, hacer una primera compra y luego convertirse en clientes leales.

#6. Cuenta historias a través de videos

¿Cómo era la vida de tus clientes antes de comprar tus productos y qué tan felices son ahora? ¿Quiénes son tus empleados? Comparte la esencia y el “detrás de escena” de tu marca.

#7. Haz regalos

A la gente le encanta la palabra “gratis”. Dependiendo de la etapa del embudo de ventas, puedes ofrecer descargas sin costo de plantillas o ebooks, y terminar con envíos gratuitos en todas las compras.

#8. Reduce los pasos para completar la conversión

La capacidad de atención y la paciencia de las personas son cada vez más pequeñas. Así que no las agobies con preguntas innecesarias o requisitos que puedan aburrirlos y hacerlos abandonar tu página.

#9. Ofrece un chat de soporte

Las personas suelen sentirse inseguras cuando hacen una compra en línea y antes de decidirse necesitan hacer muchas preguntas. Asegúrate de que reciben las respuestas correctas.

#10. Permite varias opciones de pago

De acuerdo a las características de tus clientes potenciales y su ubicación geográfica, facilita la compra con los métodos más comunes y prácticos disponibles (desde tarjetas de débito y crédito hasta PayPal).

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: