Con el avance de la tecnología y un mayor número de personas que eligen trabajar de manera independiente, el home office es una tendencia que venía pisando fuerte. Y en las últimas semanas, con el aislamiento social obligado debido al Coronavirus, se masificó entre las empresas.

Más allá del esperado regreso a la normalidad, la realidad es que son muchos los emprendedores y empresarios que han descubierto las ventajas de trabajar desde casa. Y que están pensando en adoptar de manera definitiva esta modalidad en algunas áreas o procesos de sus compañías. Pero los retos para la productividad son muchos, y uno de ellos tiene que ver con el espacio de trabajo en el hogar, donde a veces el espacio es pequeño, conviven muchas personas y es fácil distraerse.

Por eso, hoy queremos compartirte cinco consejos prácticos para armar una oficina en casa que te permita enfocarte, motivarte y aprovechar tu tiempo al máximo.

Consejo #1. Define un espacio fijo para trabajar

Lo primero que debes evitar es moverte por toda la casa con tu computadora y tus papeles. Porque sentarte a trabajar en un mismo lugar te va a permitir establecer límites entre tus horarios laborales, y los que dedicas a estar con tu familia o a distraerte. No importa si el espacio es pequeño, lo más importante es que puedas colocar una mesa y una silla ergonómica, que esté bien iluminado y que te mantenga alejado de los ruidos.

Consejo #2. Dale tu toque personal

Si tu oficina en casa tiene tu estilo, te sentirás más cómodo y motivado. Así que, dependiendo de la ubicación del espacio y de su tamaño, incluye cuadros, fotografías, plantas y otros elementos que transmitan cuál es tu personalidad. Por supuesto, la prioridad es mantener un lugar organizado, ordenado y libre de elementos innecesarios, así que no exageres con la decoración.

Consejo #3. Elige tus herramientas de trabajo

Además de tu laptop o computadora de escritorio, vas a necesitar una pequeña impresora, tus archivos, una agenda, blocs de notas y bolígrafos. Pero ten en cuenta además los sistemas de software y aplicaciones útiles para la gestión de proyectos, la comunicación con tu equipo, las ventas, la facturación y la administración del negocio. Y que, al final, hacen posible que sigamos trabajando a la distancia y con una pequeña inversión.

Consejo #4. Establece horarios laborales (¡y respétalos!)

Fuera del ámbito natural de una oficina, trabajar en casa se vuelve complicado porque estamos expuestos a muchas distracciones. Sobre todo cuando tenemos hijos pequeños, a los que no solo debemos cuidar sino también entretener. La solución está en definir cuáles van a ser las horas en las que vas a trabajar, llegar a un acuerdo con tu pareja y con el resto de la familia para no ser interrumpido, y respetar también el tiempo que vas a dedicar a la convivencia y el descanso.

Consejo #5. Lleva un registro de las horas trabajadas y los avances

Una buena estrategia para evitar distracciones como ponerse a ver una película o limpiar la casa en tus horarios de trabajo, es anotar la cantidad de tiempo en el que efectivamente te concentraste y trabajaste, y qué pendientes pudiste completar. Solo de esta manera tendrás un diagnóstico claro sobre qué tan productivo estás siendo en estos momentos, y si estás avanzando o no con tus tareas y proyectos.

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: