El 2020 será recordado por la humanidad como el año en el que todo cambió de un día para otro por un virus del que nunca habíamos oído hablar. Desde marzo pasado, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente que estábamos en medio de una pandemia global y empezamos a aislarnos en nuestras casas, tomamos mayor conciencia de la fragilidad de la vida, y del esfuerzo que tendríamos que hacer en adelante para adaptarnos a la llamada “nueva normalidad”.

Para los emprendedores y empresarios, generalmente inmersos en la operación diaria del negocio, estos últimos meses representaron una gran oportunidad para reflexionar sobre su rol como jefes de un equipo, sobre el impacto de esta crisis sobre sus capacidades de liderazgo y sobre su necesaria transformación para enfrentar los próximos retos. ¿A qué conclusiones llegaron? ¿Cómo evolucionaron y qué nuevas habilidades incorporaron? Sigue leyendo, inspírate y comprométete con tu propia transformación.

1. Tienen sus propósitos más claros

A diferencia de quienes reaccionan ante los problemas y toman decisiones basadas en el miedo o la frustración, los grandes líderes de negocios han encontrado en la pandemia una fuente de lecciones y sabiduría. Y ahora, sienten que tienen sus propósitos más claros, incluso a nivel personal. Por eso hay tantas empresas que hoy están trabajando en la reformulación o el fortalecimiento de su misión y sus valores, para conectar con el corazón de audiencias que también se han visto transformadas.

2. Se han vuelto más empáticos

Si algo ha quedado en claro en los últimos meses es la importancia de todos los empleados para sacar adelante a las empresas en los momentos más difíciles. Y ante esta realidad, aún los dueños y directivos más distantes se han acercado más a sus equipos, no solo para agradecerles por su compromiso sino para acompañarlos en sus propios desafíos personales, e incluso para pensar en conjunto en cómo fortalecer el negocio para superar las próximas tormentas.

3. Están más abiertos a lo digital

Esto está sucediendo principalmente en las empresas medianas y familiares, que generalmente tienen estructuras más rígidas y que son conducidas por los padres y abuelos. Ante la realidad impuesta por la crisis (por ejemplo, el cierre de tantos locales comerciales por los meses de aislamiento) y las ventajas evidentes de la tecnología, los dueños de miles de Pymes decidieron, al fin, abrir su propio ecommerce, o al menos incursionar en un marketplace como Mercado Libre o Claro Shop. Es que estas plataformas no solo permiten abrir una tienda en minutos, sino manejar de manera eficiente el inventario y otros procesos a través de su integración con plataformas de administración empresarial.

4. Le da un significado más amplio del éxito

Los empresarios más exitosos son por lo general personas inteligentes, enfocadas en los números, poco emocionales y muy prácticas a la hora de tomar decisiones, sobre todo las más difíciles. La llegada de la pandemia y las tragedias personales que provocó y seguirá provocando en tantos países hizo que muchas personas comprendieran que ser exitoso va mucho más allá del dinero, y que es también tener salud física y emocional, una casa, tiempo disponible para pasar en familia y con amigos, y proyectos para el futuro.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: