Aplicar tecnología en un negocio no deben ser entendido como un fin, sino como un medio para poder llegar a los objetivos de las empresas. La tecnología bien aplicada ayuda a las empresas a ser más competitivas e incrementar su capacidad de producción, agilizar los procesos, la operación del negocio y mejorar la toma de decisiones, ya que brindan información relevante y en tiempo para las empresas.

En un mundo tan globalizado es importante contar con este tipo de herramientas para alcanzar metas financieras y poder comunicarnos mejor con clientes y colaboradores. La tecnología va desde la implementación de correo electrónico, creación de páginas web para el negocio y sistemas de administración de negocios (software).

Una de sus ventajas, es que se pueden sustituir procesos manuales, los cuales consumen tiempo y energía del equipo de trabajo, por ejemplo, al hacer el registro de clientes utilizando un software, se puede llevar una relación detallada de las compras, pagos pendientes, facturación, e incluso información sobre el tipo de productos que consume y cuáles podrían interesarle. Sin duda información de este tipo es valiosa para tener conocimiento sobre nuestros consumidores y qué otras opciones podemos brindarles, de acuerdo con sus gustos y necesidades.

Al ahorrar tiempo y tener información valiosa, las empresas podrán destinar recursos (con una correcta toma de decisiones) para comercializar productos o servicios y con ello alcanzar nuevos mercados y clientes.

Con la reducción de procesos manuales, se puede dedicar más tiempo a otras actividades dentro de la empresa; sin embargo antes de dar este paso, debes realizar un análisis de la organización para que se empleen y determinen de forma adecuada cuáles herramientas tecnológicas serán más adecuadas.

Para muchos la palabra ‘tecnología‘ puede sonar como algo costoso, pero hacer uso de ella es una manera de ahorrar dinero, debido a que contribuye a la disminución de costos, evita procesos manuales y generan mayor productividad.

Un buen ejemplo de tecnología para tu negocio es ADM, un Sistema de Administración Móvil que ayuda a las micro, pequeñas y medianas empresas, así como a emprendedores a gestionar las principales operaciones de compra-venta desde la nube que te permite: elaborar cotizaciones, facturas y registro de compras; conocer el inventario de productos y costos; dar seguimiento de gastos e ingresos; manejar catálogos de clientes, servicios y productos; tener el estado de cuentas disponible en todo momento.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: