Ya sea para iniciar una nueva empresa o hacer crecer la que ya tienes, necesitas tener un plan de negocios. Dicho plan te ayudará a establecer metas, detallar la estructura de tu organización, su forma de operar, y hacer un presupuesto de apertura, operación y publicidad, entre otros aspectos.

Este documento es la carta de presentación de todo negocio. En él, además de los puntos mencionados, detallarás la misión, visión y objetivos de tu empresa, así como sus alcances. Los expertos advierten que contar con un buen plan de negocios, puede ser la diferencia entre tener éxito o fracasar en un emprendimiento.

Pero hay mucha más información que no se contempla y queda fuera de los planes de negocio. Analiza los siguientes puntos y revisa si los estás dejando en el olvido.

1. Volumen de ventas y precio

¿Cuáles son los precios de tus productos?, recuerda que para establecerlos debes fijar los honorarios de tus servicios a partir de los cuales vas a conseguir beneficios para no toparte con números rojos.

2. Tiempos de entrega

Es muy importante contemplar los tiempos de entrega o de prestación de servicios, ya que será vital para darlo a conocer a los clientes y cumplir en todo momento. En este punto debes contemplar que la entrega sea productiva, es decir, estimar cuánto tiempo se le va dedicar a cada cosa y sobre todo, cuánto dinero representa ese tiempo, si es viable o no y en su caso analizar cómo hacerlo más eficiente con herramientas tecnológicas.

3. Porcentaje de devoluciones

Es común que al iniciar un emprendimiento, algunos clientes se encuentren descontentos con alguno de tus servicios, ya que poco a poco se va puliendo detalles. Es muy importante prever cuál o cuáles de tus productos o servicios pueden no cumplir con las expectativas de tus clientes y estar dispuesto a absorber dichas pérdidas, ¿y éstas son mayores, las podrás sortear?

4. Declaración de ingresos

Es importante contemplar todo tipo de declaraciones que debes presentar ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), cuánto vas a ganar (tu sueldo y beneficios, así como los de tu equipo de trabajo).

5. Dependencia de un solo cliente

Trata de no iniciar tu negocio con un único cliente, debes buscar cuánto antes más para diversificar tu cartera.

6. Rotación de personal y mano de obra

Nunca se contempla en un inicio si se necesitarán futuras contrataciones de personal, una empresa bien establecida siempre tiende a crecer en número de personas y áreas, esto debes tomarlo en cuenta

7. Objetivos por área

Establece objetivos y metas para cada área que confirma tu empresa, e incluso es buena idea contemplar incentivos por persona o por equipos de trabajo, esto no sólo dará un plan laboral a cada contratación, sino que ayudará a que tu negocio crezca.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: