La contratación laboral es el acuerdo entre la empresa y el trabajador por medio del cual este último se obliga a prestar determinados servicios por cuenta del empresario y bajo su supervisión a cambio de una remuneración.

Existen diversas formas de contratación de personal, a continuación citamos algunas de ellas:

a) Outsourcing

La subcontratación o tercerización es el proceso económico empresarial en el que una empresa delega los recursos orientados a cumplir ciertas tareas a una sociedad u organización externa, empresa de gestión o subcontratada, dedicada a la prestación de diferentes servicios especializados  por medio de un contrato, normalmente por cada proyecto.

b) ‘Home office’

El trabajo a distancia permite realizar las labores por vía remota, lo que permite trabajar de forma no presencial. El trabajo se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales o de las instalaciones de producción mediante la utilización de Tecnologías de la información y comunicación (TIC).

c) Servicios profesionales

El contrato de prestación de servicios profesionales, es la contratación laboral en virtud del cual una parte se obliga a efectuar un trabajo que requiere para su realización, preparación técnica, artística y en ocasiones título profesional a favor de otra persona llamada cliente, a cambio de una remuneración llamada honorarios.

d) Comisión mercantil

Es un mandato en virtud del cual el comisionista se obliga a participar en un acto o contrato mercantil por cuenta de otra persona llamada comitente. El contrato de comisión se basa en la confianza, hecho por el cual no puede cederse a un tercero.

e) Arrendamiento

Es un acto en el que una de las partes cede a otra el uso temporal de una casa, mueble o inmueble por cierta cantidad de dinero.

f) Sociedad mercantil

Una sociedad comercial o mercantil es una persona jurídica que tiene por objeto la realización de actos de comercio o la realización de una actividad sujeta al derecho comercial.

Una sociedad comercial surge cuando dos o más personas (físicas o jurídicas) mediante un contrato, se obligan a realizar aportes para constituir el capital social, que luego serán los bienes con los que se realizará una actividad comercial organizada, en la que los socios aceptan participar en las ganancias y pérdidas que deriven de dicha actividad.

Al momento de la contratación laboral, es recomendable establecer cuál será el tipo de relación laboral más conveniente, así como el costo por el préstamos de servicios y estipularlo de forma clara a través de un contrato para evitar confusiones. ¿Cuál de ellos es más funcional para tu negocio?

Si buscas manejar de forma adecuada tus recursos humanos, recuerda que puedes contar con el Sistema de Nómina Integral Aspel-NOI, que te ayuda en la administración eficiente de tu capital humano.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: