De acuerdo con Iván Verón Esquivel, Contador Público certificado y auditor del IMSS, hay 3 grandes razones por las que se debe dar de alta a los trabajadores en el IMSS:

1. Deducir salarios al 100%

2. Lograr estabilidad en el personal al haber menos rotación

3. Disminuir los riesgos laborales, tanto de los empleados como los que pueden originarse a partir de multas por incumplimiento

Además, hay que recordar que es una obligación patronal brindar seguridad social a los trabajadores, ya que al hacerlo les otorgan acceso a atención médica, les permiten ahorrar para el retiro y obtener un financiamiento para vivienda mediante el INFONAVIT.

Por otra parte, al cumplir dicha obligación se evita entrar en conflicto con la autoridad, pues el IMSS tiene la facultad fiscal de auditar a la empresa y de embargar, si es necesario; o enfrentar una demanda laboral, en cuyo caso se puede pagar una multa de hasta el 100% de las cuotas omitidas.

Otro beneficio, quizá el más tangible, de inscribir a los trabajadores en el IMSS es que la nómina se deduce de impuestos, lo cual no sucede cuando se les paga por otros métodos, teniendo una percepción de ahorro mal entendido.

También es importante aclarar que los patrones tienen un plazo de 5 días hábiles para dar de alta a sus trabajadores una vez contratados, y debe ser por el total de su sueldo.

Muchas veces las empresas no dan de alta a sus empleados porque piensan que es muy complicado o caro, pero no es así. Este el proceso para realizarlo:

1. Darse de alta en el IMSS como patrón

Requisitos:

  • Estar constituido como empresa.
  • Comprobante de domicilio.
  • Darse de alta en Hacienda.
  • Registrar por lo menos un empleado.
  • Llenar formato de inmobiliario.
  • Proceso a desempeñar como empresa.
  • Obtención de firma digital
  • Obtención del Sistema único de Autodeterminación (SUA) actualizado en la página www.imss.gob.mx

2. Afiliar a los trabajadores al registro patronal realizado en el IMSS

  • Preafiliación al IMSS cuando es primer empleo.
  • La realiza el trabajador en la subdelegación del IMSS correspondiente.
  • Debe solicitar un folio de afiliación a través de la página web del Instituto.
  • El empleado debe presentar acta de nacimiento y comprobante de domicilio.
  • Si ya cotiza, la afiliación se hace con su número del IMSS.

Recuerda que la mejor inversión está en tus colaboradores y otorgarles las prestaciones de ley contribuye a crear un ambiente cordial y armonioso en tu empresa.

Por: Adriana Maass

Síguenos en Facebook y Twitter