La lección más importante de emprender es que, sin valor agregado para el cliente, no hay negocio posible. El problema es que los mercados se están transformando a un ritmo tan vertiginoso que ese valor puede convertirse en algo irrelevante de un día para otro. Por eso, hoy el principal reto que enfrentan los empresarios es generar nuevas ventajas competitivas de manera permanente.

¿Pero cómo lograrlo, cuando a veces escasean el tiempo, los recursos y hasta el talento? Según los expertos en tendencias e innovación, hay 8 puntos básicos que deberías cumplir regularmente en la empresa. Y son las siguientes:

Cuenta con el mejor área del servicio al cliente de tu mercado

Los empleados que atienden quejas y solucionan problemas en una tienda física, un sitio de e-commerce o un call center son la mejor fuente de información sobre qué cosas hay que ajustar y cuáles serían las posibles soluciones. ¿Quién puede conocer a tu consumidor mejor que ellos?

Apóyate en un experto en tendencias e innovación

A veces, para detectar nuevas oportunidades necesitamos una mirada externa y fresca, que arroje luz sobre aspectos del negocio que ignoramos por el trabajo de todos los días.

Mantente al tanto de los cambios en el estilo de vida de tus consumidores

Este factor tiene un impacto directo en los comportamientos y hábitos de compra de las personas, y siempre ofrece nuevas oportunidades para generar valor. Piensa, por ejemplo, en los nuevos empaques biodegradables que hoy compran las personas preocupadas por el medio ambiente.

Mantén tus costos bajos, siempre

Es la única forma en la que podrás ofrecer una mejor calidad en tus productos y servicios, y al mismo precio que la competencia. Incluso si decides vender más caro, una operación eficiente te permitirá aumentar el margen de rentabilidad.

Enfócate en la utilidad de tus productos o servicios

Hoy, calidad no significa que un producto tenga el mejor diseño, o que dure por muchos años. Es algo más conectado con la solución de un problema o necesidad, o el impacto que una compra pueda tener en la vida personal o el trabajo de una persona.

Haz que se genere valor en toda la cadena de producción

Tu objetivo principal debe ser que el cliente perciba a tu empresa como la mejor opción en cada paso de su experiencia de compra. Desde la atención de los vendedores hasta la rapidez en la facturación, el aspecto del empaque o las entregas por mensajería.

Vuélvete accesible

Otra de las demandas más fuertes del consumidor actual es la conveniencia, es decir, la posibilidad de hacer una compra con solo caminar unos pasos desde su casa, o con un clic en su sitio preferido en Internet. De ahí el éxito de las pequeñas tiendas de conveniencia, o de páginas como Amazon y Mercado Libre.

Ten una comunicación de ida y vuelta con tu audiencia

Las redes sociales han dado a los clientes la oportunidad de expresar una queja por una falla en un producto o una mala atención, también de conversar con sus empresas y marcas favoritas. ¿Cómo lo estás haciendo tú? ¿Estás emocionando a tus clientes con tus mensajes, o solo te limitas a contestarles?

Ahora que conoces los puntos más relevantes que debes de trabajar en todo momento, ¿con cuál iniciarás tu proceso para tener siempre clientes felices?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: