En el mundo del marketing digital, hay una nueva palabra de moda: micro-momentos. ¿Pero de qué se trata? Es el nuevo desafío de las marcas, que ante la mayor conectividad a Internet a través de celulares y el exceso de información, deben ser capaces de captar la atención de su audiencia en pocos minutos, a veces en segundos.

En Think with Google, el equipo de marketing de contenidos de Google, definió algunos de los diferentes tipos de micro-momentos que experimentan las personas unas 150 veces por día, en promedio. Entre ellos están los momentos de búsqueda de información, de descubrimiento, de compartir una opinión o de compra.

A veces estas experiencias toman sólo unos segundos, pero son vividas con una enorme intensidad por el consumidor, ya que están asociadas a una necesidad o aspiración concreta, como encontrar una oferta para ese producto que están queriendo comprar desde hace meses. Y en general, están cargadas de mucha emocionalidad. Por eso, los micro-momentos representan una oportunidad tan interesante para las marcas. 

Como explican los expertos, en general las personas viven un estado de “shock de contenidos”, en la que tienen acceso a mucha más información de la que realmente pueden consumir. Tengamos en cuenta un solo dato: según el estudio IMS Mobile in Latam, los mexicanos destinan 35.8 horas por semana a navegar en la Web a través de celulares, y son los usuarios que más descargan aplicaciones en toda América Latina.

Y hay más. Como informó el estudio Consumers in the Micro-Moments, realizado por Google e Ipsos, el 82% de los consumidores consultan sus teléfonos mientras están en una tienda física, y uno de cada 10 termina comprando algo diferente de lo que tenían pensado. Por eso la creciente obsesión de las marcas por estar presentes todo el tiempo para su audiencia.

Los clientes se vuelven más exigentes y demandantes, y la conclusión es que no podemos dejar de incluir los micro-momentos en nuestra estrategia de marketing digital. ¿Qué debemos tener en cuenta?, aquí algunos consejos básicos.

  • Conocer a profundidad las necesidades, aspiraciones y deseos de nuestros clientes. Saber con certeza qué valor podemos agregar a su vida con nuestros productos y servicios. Y tener información precisa sobre el uso que le dan a sus celulares.
  • Dar respuesta a las cuatro interrogantes principales que plantean los micro-momentos a través de nuestros contenidos. Es decir, qué quiero saber, qué quiero hacer, qué quiero comprar o a dónde quiero ir.
  • Publicar mensajes relevantes y de calidad, para que puedan distinguirse en medio del bombardeo informativo que vive el consumidor y puedan influir en su decisión de compra.
  • Dar siempre un servicio de excelencia, para que los clientes se conviertan en los  mejores embajadores de nuestra marca y las opiniones negativas en redes sociales no interfieran en nuestra estrategia de micro-momentos.

¿Consideras que los micro-momentos pueden ser de gran utilidad para tu negocio? ¡Manos a la obra!

Para consultar tips, recomendaciones, guías y mucho más para emprendedores, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: