El avance de la tecnología ha tenido un impacto muy positivo en el desarrollo de los negocios. Uno de los más importantes ha sido la democratización del acceso a aquellas herramientas que permiten acelerar el crecimiento y en ese fenómeno, la nube ha cumplido un papel fundamental.

Hoy, hasta el negocio más pequeño puede acceder a sofisticadas plataformas de administración, relación con los clientes o comercio electrónico por un precio accesible. A diferencia de lo que sucedía hasta hace algunos años, ya no hacen falta inversiones millonarias en consultoría, servidores propios o mantenimiento. Es un cambio radical, que puede llevar tu empresa al siguiente nivel.

¿Todavía no estás convencido de subir tu negocio a la nube? Conoce sus principales ventajas y toma la que, quizá, sea tu decisión más importante para lograr tus objetivos de expansión.

Vender más

Tomemos el caso de los restaurantes. La entrada de grandes cadenas hace que el consumidor se vuelva cada vez más exigente en cuanto a la calidad de la comida, el servicio y los precios del menú, pero está claro que los locales más pequeños no tienen la misma capacidad para invertir en la mejora de su operación. La buena noticia es que hoy existen sistemas de administración empresarial en la nube que permiten controlar el ciclo de todas las operaciones de compra-venta de un negocio, como clientes, facturación, inventarios, proveedores y cuentas por cobrar. Con ellos, no sólo podrás dar un mejor servicio, sino obtener información valiosa para tu estrategia de marketing.

Poder manejar el negocio desde cualquier lugar

Una de las grandes ventajas de la nube es la movilidad, ya que permite acceder a información como el desempeño de los vendedores o cuáles son las próximas cuentas por pagar a cualquier hora y desde cualquier lugar. Sólo necesitas una computadora o dispositivo con acceso a Internet. Además, ten en cuenta que esta tecnología integra las operaciones de todas las sucursales de una compañía, al conectarlas de manera remota y en línea.

Mantenerse actualizado y evitar problemas

Con la nube, el costo de un sofisticado y costoso sistema de administración, nómina o comercio electrónico se reparte entre cientos o miles de otros negocios. Y cuando esa plataforma se actualiza con nuevas funciones, recibimos los beneficios de manera automática. Lo mismo sucede cuando hay nuevas disposiciones contables o fiscales, que pueden significar una multa o sanción cuando no son incorporadas a tiempo en nuestra operación.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: