La atracción de colaboradores calificados y comprometidos con su trabajo se ha convertido en uno de los grandes retos de las empresas mexicanas. No solo porque en muchos sectores el talento es escaso, sino porque las nuevas generaciones (principalmente la de los millennials) se han vuelto más exigentes en cuanto a lo que esperan de un empleador.

Como han revelado muchas encuestas, hoy el salario no es lo único que cuenta para aceptar una oferta de trabajo. De hecho, muchos candidatos se interesan más en las prestaciones, los programas de capacitación, el ambiente laboral o la reputación de las compañías para las que se postulan. Por eso, en los últimos años ha ganado fuerza el concepto de employer branding o posicionamiento de marca del empleador.

¿De qué se trata? De que el mejor talento del mercado perciba a una empresa como el mejor lugar no solo para trabajar, sino también para capacitarse, adquirir nuevas habilidades y desarrollar una carrera exitosa. Y las ventajas de este concepto van más allá de las contrataciones, ya que también aumenta la motivación de los empleados y mejora las comunicación entre las diferentes áreas, los procesos de trabajo y la productividad.

Si estás enfrentando problemas para hacer buenas contrataciones y quieres iniciar una estrategia de employer branding, aquí te damos las claves para hacerlo.

#1 Diagnosticar el atractivo de la empresa

¿Los directores de la empresa son la envidia de tu competencia, o en realidad no cuentas con mucho talento? ¿En general, tus empleados están felices con su trabajo o están buscando nuevas opciones? ¿Por qué alguien querría trabajar contigo? ¿Los salarios y prestaciones que ofreces son atractivos? ¿Qué se dice de la compañía y de su política laboral? Estos datos tienen que ser objetivos, porque solo así podrás hacer un diagnóstico certero del atractivo de tu marca en el mercado laboral.

#2 Hacer los ajustes necesarios a nivel interno

De acuerdo a las características y el tamaño del problema, define el de la solución. Si lo que te está faltando es personal especializado en nuevas tecnologías, ofrece salarios y prestaciones que resulten interesantes para ese perfil de candidatos. Si el clima laboral no es el mejor, haz encuestas para averiguar cuáles son las causas y trabaja codo a codo con el área de Recursos Humanos para cambiar eso. Si recibes quejas constantes sobre el estado de las instalaciones, quizá llegó la hora de hacer una remodelación e invertir en nuevos muebles y equipos de trabajo. Si el nivel de rotación es alto, trabaja en planes de carrera.

#3 Monitorear y evaluar los resultados

¿Qué impacto real están teniendo las nuevas políticas de Recursos Humanos de la empresa? ¿Los empleados están más contentos y se muestran más comprometidos con el logro de sus objetivos? ¿Cuándo hay una nueva vacante comparten esa información con sus amigos y conocidos? ¿Ha bajado la tasa de rotación del personal? ¿Cómo ha evolucionado la comunicación entre las diferentes áreas de la compañía? Estas son preguntas que debes analizar y contestar cada determinado período de tiempo, en forma regular, para poder definir los próximos pasos.

#4 Participar en algún programa de certificación

Investiga acerca de consultoras especializadas en la evaluación de culturas laborales y la aplicación de mejores prácticas, que también trabajen con pequeñas y medianas empresas (Pymes). Esto no solo te ayudará a fortalecer el ambiente de confianza y alto rendimiento dentro de la compañía, sino que si participas en algún ranking del tipo “Los mejores lugares de trabajo para mujeres” o “Las empresas preferidas por los empleados millennials tu marca ganará exposición y reconocimiento.

#5 Comunicar tu encanto al mundo

Llegó el momento de decirle a tus empleados potenciales por qué tu empresa puede ser el mejor lugar para trabajar. Para lograrlo tienes varias opciones. Por ejemplo, una campaña de relaciones públicas, para que la historia de transformación de la compañía aparezca en los medios de comunicación. También puedes trabajar con contenidos a través de las redes sociales, para que tus colaboradores cuenten qué es lo que más disfrutan de su jornada laboral. O puedes generar alianzas con universidades, para que los mejores estudiantes conozcan todas las iniciativas que ofreces para la captación de talento, hagan prácticas en tu negocio y tengan la opción de obtener su primer empleo.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: