Si pudieras pedir un deseo, ¿cuál sería? La mayoría de los empresarios diría: tener más tiempo. Las demandas de la operación diaria, la atención de los problemas y la acumulación de pendientes hacen que una jornada de trabajo nunca sea suficiente.

¿Qué hacer entonces para que nuestro día sea más productivo y no nos gane el estrés? La clave está en manejar de manera inteligente una agenda para planificar con antelación nuestras actividades, y no dejarnos ganar por el caos o la presión de terminar todo al mismo tiempo. Aquí te compartimos los cinco mejores consejos de los especialistas.

1. Maneja tú mismo tu agenda

Si tienes un asistente, seguramente podrá ayudarte con muchas cosas, como reservar un ticket de avión o revisar una presentación, pero no podrías en sus manos la organización de tu tiempo. Nadie mejor que tú para optimizarlo y aprender en el camino nuevas técnicas para ser más productivo y, al final, disfrutar más de tu trabajo. Así que no delegues esta tarea.

2. Crea rutinas

Por sencillo que parezca, tener horas asignadas para cada actividad nos da certeza y una sensación de tranquilidad al inicio del día. Por ejemplo, si decidiste que vas a hacer ejercicio entre las 6:00 y 7:00 am, lo primero que harás después de desayunar será ponerte tus tenis y salir rumbo al gimnasio. Con el tiempo, esto se volverá tan automático que no necesitarás de esa cuota extra de motivación para levantarte más temprano.

3. Define bloques de tiempo para las actividades estratégicas y las tareas más automáticas

Si estás trabajando en el plan de mercadotecnia del próximo año o los detalles de un contrato importante, no te distraigas contestando una llamada o revisando tu casilla de correos. Toma tu agenda y bloquea las horas de la mañana para el trabajo creativo. Y luego date espacios de media hora para hacer aquellas cosas que requieren menos foco y concentración, como hacer pagos.

4. Agrupa las reuniones y llamadas

Salir de la oficina o tomar el teléfono son actividades que nos hacen perder horas preciosas de trabajo y productividad. Si necesitas ver a cinco personas diferentes en la semana, dedícales toda una mañana, en el mismo lugar y en bloques de 45 minutos para cada una. Se estricto en cuanto a los tiempos: avísales de estos horarios y que, si llegan tarde, no podrás prolongar el encuentro.   

5. Agenda las horas para tu vida personal

El tiempo para el ejercicio, las cenas familiares o el encuentro con los amigos también debe ser reservado con anticipación. Si lo dejas para más adelante, cuando todo el trabajo esté terminado, nunca lo tendrás y serás incapaz de desconectarte de la empresa y sus problemas. Recuerda que para ser productivo, la salud física y emocional es fundamental.

Estamos seguros que estos tips te ayudarán a ganar calidad en tu vida de emprendedor o empresario, y ¿si nos cuentas cómo te fue al aplicarlos?

Si quieres más recomendaciones para que tu negocio crezca te invitamos a seguirnos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: