La gestión financiera es uno de los pilares fundamentales de los negocios en etapa de crecimiento, no importa cuál sea su tamaño. Es que solo con una estrategia adecuada es posible tomar las mejores decisiones de gasto, inversión y financiamiento que no solo permitirán obtener las mayores ganancias, sino fortalecer la expansión.

Sin embargo, es común que en etapas de mayores ingresos los dueños de negocios se distraigan con algunos puntos importantes relacionados con el manejo del dinero. Y es comprensible, porque generalmente están más preocupados por aumentar la base de clientes, mejorar la atención o buscar nuevos proveedores.

Por eso hoy queremos compartirte estos cinco errores comunes relacionados con la estrategia financiera de una empresa, y que podrían estar poniendo en peligro el esfuerzo de años de trabajo de fundadores, accionistas y empleados.

1. Descuidar la tranquilidad financiera del negocio

Esto significa varias cosas. En primer lugar, no asegurarnos de poder cubrir todos los meses los gastos fijos relacionados con la operación de la empresa, como la renta de un local, la nómina de los empleados o la compra de insumos básicos. Luego, hay que formar un fondo de contingencia para imprevistos, como el robo de mercadería o la aparición de un pedido extraordinario que hay que surtir en pocos días. Por último, es fundamental contar con un fondo de reinversiones, para renovar los equipos, ampliar el inventario o contratar una capacitación para el personal de ventas.

2. Aceptar plazos de cobro muy largos

Cuando nos sentimos más seguros de la competitividad de nuestra oferta y de la capacidad del equipo de trabajo, estamos listos para salir a buscar clientes más grandes, como corporativos. El problema es que estas compañías suelen manejar plazos de pago de 90 días o más, y si tu negocio no tiene espaldas financieras fuertes, eso solo puede significar problemas. Otro caso potencialmente peligroso es el de las empresas que aceptan estas extensiones en el pago a cambio de un precio más alto, pero la consecuencia será la misma: un impacto muy negativo en el flujo de efectivo.

3. Invertir en activos fijos sin presupuestos claros

Uno de los grandes enemigos de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) es la informalidad. Un caso típico es el del dueño que decide renovar todos los equipos de cómputo de la empresa y hace una única cotización con un amigo que tiene una tienda de artículos electrónicos, y le pasa por teléfono una estimación de la inversión total. Y cuando llega la factura, llegan las sorpresas y las desviaciones del presupuesto inicial: ahí también están incluidos los teclados, cables y no-breaks que no fueron mencionados desde el inicio. Así que no olvides nunca este consejo: no inviertas en activos fijos con estimaciones.

4. Financiar la deuda de largo plazo con deuda de corto plazo

La razón de este consejo es sencilla: ¡las tasas de interés y las condiciones en uno y otro caso son muy distintas! Y aquí está uno de los principales errores que explica la insolvencia de tantos negocios que facturan enormes cantidades de dinero. Vayamos a un ejemplo concreto. Un emprendedor que necesita adquirir maquinaria para empezar a producir alimentos en un plazo de siete meses, con la idea de obtener los primeros ingresos en un año. Y se financia con un crédito personal que le otorga su banco y que tiene que empezar a pagar en 30 días, y con un costo anual total (CAT) de más del 30 por ciento.

5. No prepararse para ser sujetos de crédito

Relacionado con el punto anterior, lo que hay que dejar en claro es que endeudarse no es malo para un negocio, sino todo lo contrario. De lo que se trata es de lograr el financiamiento adecuado, y en el momento en el que realmente lo necesitamos. Y para ello, hay que cuidar al extremo la salud financiera del negocio, la calificación ante el Buró de Crédito, y mantener una relación fluida con los bancos con los que trabajamos. Así, cuando aparezca una buena oportunidad o algún problema, contaremos con el respaldo necesario para salir adelante y no afectar la operación ni nuestros planes.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: