La mayoría de las personas que trabajan de manera freelance tienen un sueño: convertirse en emprendedores y, eventualmente, en empresarios. Eso significa salir del modo “auto-empleo”, para formar un equipo de trabajo, diseñar procesos y consolidar una empresa que pueda funcionar de manera autónoma.

No es un camino fácil: construir un negocio implica una profunda transformación profesional y personal. Y la realidad es que la mayoría de los freelancers termina regresando al mundo laboral, para recuperar la seguridad de una quincena. Las causas principales de estos fracasos son algunos errores comunes, que tienen que ver con el manejo del tiempo, las finanzas y los procesos para delegar tareas. Y que hoy queremos compartirte.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: