5 rutinas para separar el trabajo en la empresa de la vida personal

Total
234
Shares

Luego de un año de pandemia, millones de emprendedores en todo el mundo siguen trabajando desde su casa. Y se sienten agradecidos por la posibilidad de mantener sus ingresos y disfrutar de algunas ventajas, como ya no tener que pasar horas en el tráfico. Sin embargo, el impacto del aislamiento social ya es evidente, y uno de los más comunes es la dificultad para enfocarse, aprovechar mejor las horas de trabajo y mantener la motivación.

Es que hacer home office puede hacernos sentir que estamos viviendo el mismo día una y otra vez. Ya no convivimos con nuestros socios o empleados, no asistimos a eventos de networking, ni visitamos a proveedores. Y entonces, hay que pensar en nuevas rutinas que nos ayuden a separar el trabajo en la empresa de la vida personal. Como éstas que recomiendan los expertos, y que te compartimos a continuación.

Rutina #1. Iniciar el día con una sesión de ejercicio

Lo ideal, es que puedas hacerlo temprano y al aire libre, para que tu cuerpo genere de manera natural vitamina D (fundamental para el sistema inmunológico). De acuerdo a tus preferencias y tu estado físico, puedes correr, hacer yoga o practicar algún tipo de rutina aeróbica… O simplemente sacar a caminar a tu perro.

Rutina #2. Meditar

Una pausa de cinco a 10 minutos en algún momento del día puede marcar toda la diferencia en términos de concentración, productividad y estado de ánimo. Hoy existen muchas aplicaciones, podcasts y videos gratuitos que te pueden ayudar a iniciarte en esta práctica milenaria, tan beneficiosas para la salud física y mental.

Rutina #3. Cambiar periódicamente de ambiente

Trabajar siempre en el mismo lugar es una de las razones principales de esa sensación de falta de movimiento y novedad. En la medida de tus posibilidades, toma tu laptop y busca algún espacio de coworking o cafetería que cumpla con todas las medidas sanitarias y de sana distancia. Si no, instálate en el jardín o el balcón de tu departamento, o simplemente cambia de cuarto.

Rutina #4. Desconectarse del celular y la computadora

Uno de los principales retos de trabajar en casa es que los clientes asumen que vas a estar disponible para ellos las 24 horas del día. Sé proactivo y establece bloques de tiempo en tu agenda en los que te vas a mantener lejos de las pantallas. Por ejemplo, dos horas por la mañana para pensar en nuevas ideas o trabajar en una presentación, o durante la comida.

Rutina #5. Completar pequeñas tareas

Lavar la ropa, regar las plantas, ordenar tu escritorio o preparar la cena puede ayudarte a evitar esa sensación de agobio y culpa por tener miles de cosas por hacer, y al final del día no terminar con ninguna. Así que ten siempre una lista de tareas que puedas completar en pocos minutos, que te alejen de la computadora, y que pueden ayudarte a vivir y trabajar en un ambiente más limpio, despejado y agradable.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

You May Also Like