Si ya tienes uno o más locales comerciales, y lograste formar una buena base de clientes, quizá creas que no necesitas vender en línea. Pero si algo quedó claro durante los últimos meses de aislamiento social, en el que cientos de miles de mexicanos se animaron a comprar en Internet por primera vez, es que el e-commerce es una tendencia que se acelera cada año. Y que aquellos negocios que quieran crecer, o incluso sobrevivir, van a tener que adoptarlo tarde o temprano.

Toma en cuenta solo este dato: según el Reporte 4.0 sobre el Impacto del Covid-19 en las Ventas Online, publicado por la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), en México cinco de cada 10 empresas encuestadas manifestaron que están duplicando su crecimiento en Internet. Y entre ellas, quizá, está tu competencia.

Si todavía no estás convencido de las ventajas del e-commerce, quizá porque estás enfocado en la recuperación del negocio, estas son las razones más importantes por las que deberías vender en línea aunque tengas un local comercial. ¡Todavía estás a tiempo de trabajar en ese plan para el próximo año!

Razón #1. Las búsquedas en Internet definen las decisiones de compra

¿Qué es lo primero que haces cuando necesitas cambiar de automóvil, comprar un refrigerador o un libro? Buscar opciones en Internet. Y eso es lo mismo que hacen tus consumidores. Hoy, desde la comodidad de una computadora o del celular, no solo podemos comparar marcas, características específicas de un producto y precios, sino también acceder a ventajas como los envíos gratuitos o los pagos sin intereses. Así que si quieres aumentar tus ventas, necesitas tener una tienda en línea y lograr que tus productos aparezcan en los primeros resultados de búsqueda.

Razón #2. Tus clientes potenciales ya están en línea

Otro dato que deberías tener en cuenta es que, según una encuesta realizada en 2019 por la Asociación de Internet MX, ocho de cada 10 usuarios online en México realizaron alguna compra en línea. Y durante los largos meses de cuarentena, ese porcentaje aumentó. Por eso, no importa cuál sea tu giro de negocios, seguramente esos clientes que estás buscando ya están haciendo compras por Internet. Y no están teniendo en cuenta a tu empresa, sencillamente porque no conocen tu marca o no tienen posibilidad de comprar tus productos si están lejos de tu local.

Razón #3. Vas a poder llegar a otras ciudades, estados y países

Por más posicionada que esté tu marca, las ventas de una tienda física siempre van a estar limitadas por su ubicación geográfica. Y en las ciudades grandes, donde moverse de una colonia a otra puede llevar horas en el automóvil, y en momentos donde el temor a contagiarse de coronavirus ha disminuido el flujo de personas a locales y centros comerciales, esto se vuelve aún más evidente. Con un e-commerce, en cambio, tus productos pueden cruzar incluso las fronteras de tu país.

Razón #4. Puedes vender 24/7

En tu tienda física, tienes horarios específicos de apertura y de cierre. Y eso puede limitar la llegada de clientes que, por ejemplo, trabajan muchas horas durante la semana, o tienen hijos pequeños que cuidar. En cambio, un e-commerce opera las 24 horas de los siete días de la semana, y eso resulta muy conveniente para una madre que, con los niños ya dormidos, puede dedicarse a comprar piezas de decoración o un mueble para su casa por la noche. Eso sí, informa siempre a tus visitantes cuál es el horario de atención al cliente en caso de consultas o quejas, para no generar falsas expectativas y evitar enojos.

Razón #5. El costo de operar en línea es más bajo

Abrir una tienda física significa una gran inversión, debido a costos como la renta y el depósito, las remodelaciones del local, la compra de muebles y computadoras, o el pago de servicios como la luz o un sistema de alarmas. Por supuesto, desarrollar un e-commerce propio no es gratuito, ya que hay que pagar por el desarrollo de la tienda, además del dominio y del hosting. Y por supuesto, hay que invertir en campañas de marketing digital para que los productos aparezcan en los buscadores. Pero aún así, los costos resultan más accesibles.

Razón #6. Puedes empezar a vender a través de un marketplace

Si no cuentas con los recursos ni el tiempo para abrir un e-commerce propio en los próximos meses, no tienes excusa para no vender en línea. Porque hoy los emprendedores tienen la opción de marketplaces como Mercado Libre o Claro Shop, en los que puedes abrir tu tienda en pocos minutos y pagar una tarifa mensual por el uso de la plataforma, o un porcentaje de las ventas (los esquemas varían). Además de que son muy sencillas de usar, otras ventajas de estas plataformas es que se encargan de organizar los envíos, pueden conectarse con sistemas de administración de inventarios como Aspel SAE  y también ofrecen seguridad en los pagos, algo que los compradores en línea valoran cada vez más.

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: