En los últimos meses, Internet ha significado un verdadero salvavidas para muchas pequeñas y medianas empresas (Pymes). Ya sea a través de un e-commerce propio o de un marketplace como Claro Shop, lograron abrir un nuevo canal de comercialización, seguir atendiendo a sus clientes y, además, ampliar el tamaño de su mercado objetivo.

Sin embargo, vender por la Web no es tan fácil como puede parecer al principio. Y mucho más en el caso de contar con una tienda en línea propia, en la que hay que cuidar no solo el diseño, la funcionalidad y la seguridad de las transacciones, también su posicionamiento.

Por eso, en este inicio de semana, nos pareció importante compartir contigo seis consejos prácticos para lograr que tu tienda en línea venda y se convierte en una estrategia efectiva no solo para la sobrevivencia, sino para la expansión de tu negocio.

Consejo #1. Asegúrate de que el diseño de la página sea atractivo

De acuerdo con varias investigaciones, alrededor del 40% de las personas que aprueban el diseño de un e-commerce se muestran más dispuestas a hacer una compra. Y en cambio, cuando les parece poco profesional, antiguo o confuso, lo abandonan rápidamente en busca de otra opción.

Además, es importante que la página respete los lineamientos de la identidad de marca del negocio, y que pueda ser fácilmente asociado con ella con apenas un golpe de vista. Así que trabaja con el diseñador no solo en la presencia del logo en diferentes páginas del sitio, sino también en los colores, la tipografía y el estilo de las imágenes.

Consejo #2. No te olvides de la versión móvil

Seguramente ya has escuchado muchas veces que es fundamental que el diseño de un sitio sea “responsivo”. Eso significa que lo que vemos desde una computadora de escritorio se adapte en pocos segundos a los diferentes tamaños de pantalla de los dispositivos móviles, como smartphones y tablets.

La buena noticia es que hoy existen excelentes plantillas de diseño Web que incluyen esta función, por lo que no es imprescindible contratar a un diseñador especializado. Sin embargo, siempre habrá que tomar decisiones difíciles, como eliminar información o imágenes que complican la experiencia a través de los celulares. Prioriza siempre esta última opción.

Consejo #3. Diseña un “viaje de usuario” sin fallas

El viaje del usuario es el recorrido que hace un usuario cuando entra a un sitio. Y para lograr conversiones (la ideal, una compra), es importante ir guiándolo hacia esos botones en los que queremos que haga “clic”. Y el peor error en el que caen las páginas de muchas Pymes es cargar la página de inicio con demasiada información, o con secciones que no cumplen ninguna función en el embudo de ventas.

Apóyate en los conocimientos y la experiencia de un especialista en el tema, o al menos busca información en Internet, para verificar cómo está funcionando realmente el viaje del usuario en tu sitio. Elimina las páginas y categorías que solo despiertan confusión, y enfócate en aquella información que resuelve las preguntas de tu usuario. Recurre a los llamados mapas de calor, que son muy útiles para detectar qué está funcionando y qué no.

Consejo #4. Dile todo el tiempo a tus clientes: “Aquí estoy”

Con Internet, la gente pude comprar en todo el mundo, los siete días de la semana y las 24 horas del día. Y cuando envía una consulta, o intenta hacer una operación, y no recibe una respuesta inmediata, busca rápidamente otra opción.

Posiblemente tu negocio no esté listo para brindar una atención permanente. Pero si eres claro sobre el horario en el que el personal está disponible y haces que ese información sea visible en el sitio, está bien. Eso sí: durante las horas en las que el e-commerce está “abierto”, debes asegurarte de que cada mensaje sea respondido a tiempo y de la manera más adecuada. Y eso incluye no solo el chat de la página o el correo electrónico de contacto, sino también otros canales, como las redes sociales de la marca.

Consejo #5. Potencia el alcance de la tienda con contenido de calidad

Entre los sitios más posicionados y que invierten en publicidad en línea, más del 43% del tráfico llega a través de las búsquedas orgánicas. Por eso es tan importante trabajar en la generación de contenido y en una estrategia adecuada de SEO (Search Engine Optimization).

De hecho, los especialistas recomiendan concentrarse primero en esto a quienes desembarcan en Internet con una tienda. Y solo después trabajar en una plan de anuncios pagados o SEM (Search Engine Marketing) a través de Google AdWords. Así que abre desde el inicio un blog que acompañe tu ecommerce, con contenidos atractivos, relevantes y útiles para tus clientes actuales y potenciales. Y refuérzalos con palabras clave que, con el tiempo, los hagan visibles en los buscadores.

Consejo #6. Testea todo el tiempo el sitio

Ante la enorme cantidad de opciones que tienen a la mano, los usuarios de Internet se vuelven cada vez más impacientes, desconfiados y desleales. Pero también es cierto que están listos para convertirse en fans de aquellos sitios en los que pueden comprar sin problemas, que les entregan sus productos rápidamente y donde la atención es impecable.

Así que si tomaste la decisión de vender en línea y quieres tener éxito con esta estrategia, necesitas crear un nuevo proceso: revisar de manera permanente todas las funciones del sitio. Por ejemplo, las páginas tienen que cargar rápidamente, las imágenes de los productos deben verse perfectamente, y no puede haber secciones vacías. La información sobre existencias debe estar perfectamente actualizada, no olvides conectar tu tienda con un Sistema de Administración Empresarial que incluya un módulo de inventarios. Y por supuesto, asegúrate de que la tienda esté perfectamente protegida de ataques cibernéticos, fraudes y robo de información, como los datos de las tarjetas de crédito de tus clientes.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: