Cuando reflexionamos sobre el camino recorrido, recordamos a todas aquellas personas que nos acompañaron y nos ayudaron. A nuestros padres, maestros, mentores, colegas, clientes y hasta empleados, que nos dejaron alguna lección y nos motivaron para seguir adelante.

En tiempos difíciles como el actual, la figura de los líderes se agiganta. Por eso el éxito de películas o documentales sobre personajes históricos como Winston Churchill, o de emprendedores como Steve Jobs. Y entonces, todos los que tenemos un negocio y estamos al frente de un equipo empezamos a preguntarnos: ¿qué significa ser un gran líder?

Como explican los expertos, hay muchos estilos de liderazgo, y en esas características mucho tiene que ver la personalidad. Sin embargo, los líderes también comparten algunos rasgos comunes que los distinguen del resto, y que ofrecen valiosas lecciones a aquellos que, como tú, necesita ser un mejor jefe y emprendedor. Y son los siguientes.

#1 Un líder tiene una visión y cree firmemente en ella

Los líderes quieren cambiar el mundo. Y no importa cuál es el tamaño de ese mundo: puede ser el planeta entero, un país o una colonia. Es esa pasión por el futuro y por una imagen concreta de lo que quieren conseguir lo que motiva cada día a los líderes, especialmente en los momento de mayor dificultad. Y la que es capaz de contagiar a sus seguidores.

#2 Tienen confianza en sí mismos

Cuando te atreves a ser diferente, o a hacer algo que nadie más intentó antes, es inevitable recibir críticas y mensajes de desaliento. Pero abrazados a su misión, los grandes líderes siguen adelante, confiados en los resultados que van a alcanzar. Cuidado: tener confianza en uno mismo significa conocerse a profundidad y aprovechar al máximo las propias fortalezas, pero no sentirse un superhéroe.

#3 Son grandes comunicadores

Con estilos diferentes, los líderes se distinguen por transmitir de manera permanente mensajes poderosos a sus audiencias. Algunos saben hacerlo de manera natural, otros tienen que entrenarse para lograrlo. Las plataformas utilizadas han cambiado a lo largo de la historia, y una de las grandes novedades de esta época es la enorme cantidad de opciones que tenemos a la mano.

#4 Dedican tiempo a escuchar

Una de las mejores escenas de “La hora más oscura”, la película sobre Churchill, es cuando se mete en el metro de la ciudad de Londres para hablar con la gente y escuchar su opinión sobre qué están dispuestos a hacer ante la amenaza del nazismo. Y la conclusión es inmediata: los grandes líderes de la historia son los que no dejan de tener un contacto directo con la gente y que se ponen siempre en sus zapatos.

#5 Son humildes

Como ya mencionamos, una persona con capacidad de influencia no es un superhéroe, sino por el contrario, alguien que reconoce sus propias debilidades y sabe buscar ayuda. Por eso, los mejores jefes son los que saben armar los mejores equipos, y que incluso se atreven a contratar personas que son superiores a ellos en determinado campo de actividad o especialización.

#6 Están abiertos a las nuevas ideas

Los grandes emprendedores de la historia han sido grandes innovadores. Pero ser innovador no significa pensar en soledad “para esperar a las musas”, y va mucho más allá de la creatividad. Las grandes ideas significan, ante todo, la solución de un problema existente de una manera novedosa. Y para llegar a esta solución, se necesita la visión y el aporte de otras personas.

#7 Siempre quieren aprender algo nuevo

Los líderes son personas preparadas, y esto no solo tiene que ver con la educación, sino por una vocación constante por leer, tomar cursos, o simplemente hablar con gente interesante. Por eso los emprendedores más exitosos no pierden nunca la curiosidad, nunca dan ninguna información u opinión por sentada o por segura, y jamás se convierten en fanáticos.

#8 Saben adaptarse

Vivimos en una época de cambios acelerados. Por eso, hacer carrera en el mismo corporativo durante muchos años es casi imposible. O dedicarse durante toda la vida a una sola profesión. Lo mismo sucede con los negocios, y por eso los empresarios que tienen una gran influencia en su comunidad son aquellos que saben ver los cambios a tiempo y adaptarse no solo al presente, sino al futuro.

#9 Asumen su responsabilidad

En el éxito, pero sobre todo en el fracaso, un verdadero líder se hace cargo de sus decisiones y del trabajo de su equipo. Sabe, ante todo, que la base de su influencia está en reconocer a los demás, y de darles el valor que merecen por su esfuerzo y compromiso.

#10 Dejan una marca positiva en el mundo

Por último, si quieres convertirte en un verdadero líder, no dejes de pensar en cuál va a ser tu contribución positiva al mundo. ¿Qué problema específico vas a resolver de manera individual o desde tu empresa? ¿Por qué causa (social, política o económica) estás dispuesto a alzar la voz? ¿Por qué quieres ser reconocido o recordado?

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: