El embudo de ventas o sales funnel se ha convertido en una herramienta imprescindible para el éxito de cualquier estrategia de marketing digital. Y que aunque tu negocio sea pequeño, no puedes ignorar.

Su concepto es sencillo: hacer contactos con potenciales clientes en la parte superior del embudo, luego generar leads (por ejemplo, que proporcionen su correo electrónico), y finalmente lograr una conversión o compra.

En este proceso, el potencial cliente tiene que pasar por diferentes etapas, como el reconocimiento del producto o servicio, el análisis de si es lo que realmente necesita para atender un problema en específico, y por último tomar la decisión de comprar. Y todas esas etapas deben ser acompañadas por los datos y la orientación que el consumidor necesita. ¿Y a quién le toca generar esa información? ¡A la marca!

Con todo lo que tenemos que hacer en la empresa, esto puede resultar desalentador. Pero entonces lo que debemos hacer es automatizar el embudo de ventas, para que muchos pasos imprescindibles se realicen casi solos. Y aquí te contamos cuáles son.

# 1 Genera contenido de calidad

Si eres un lector asiduo de este blog, a esta altura ya habrás entendido las ventajas de vender en forma indirecta a través de consejos útiles para tu audiencia. Porque un artículo, o un video, pueden ser la mejor manera de generar awareness o reconocimiento de marca.

# 2 Ofrece recursos gratuitos

Cuando lo que más necesitamos es generar ingresos, es difícil destinar tiempo a esto. Pero la realidad es que es una estrategia que ofrece muy buenos resultados, porque la gente se animará a conocerte, escuchar acerca de lo que haces y probar qué tan bueno eres en tu área de especialidad (ya sea coaching de negocios o clases de cocina). Eso la preparará además para pagar más por tus productos o servicios.

# 3 Haz campañas de email marketing

Esta herramienta tiene una de las tasas de conversión más altas. Y resulta accesible para los negocios con presupuestos más pequeños de marketing. Un consejo vital: no compres bases de datos de terceros. Construye una propia, con contactos de calidad, y revísala en forma periódica para evitar penalizaciones por spamming por parte de la plataforma que elijas.

# 4 Usa imanes de leads poderosos

Una vez que mostraste todo lo que puedes hacer por tus clientes, entonces debes decirles qué tienes en concreto para ellos. Por supuesto, es básico conocer tu objetivo: ¿solo quieres el mail del cliente, o que termine en la sección de ecommerce y haga una compra? Luego puedes usar “ganchos” como un ebook gratuito, acceso a un Webinar o un bono de descuento para primeros clientes.

#5 Haz pruebas y ajustes

Esto es importante para maximizar el número de conversiones, pero también puede ser muy intensivo en horas de trabajo. Para evitarlo, puedes programar pruebas split o de división, para conocer qué es lo que mejor funciona con tu audiencia, y en qué horarios. Por ejemplo, si vas a enviar una campaña de email marketing, puedes diseñar dos piezas distintas, cada una con su propio texto e imágenes. O publicar dos banners diferentes, visibles según el lugar desde donde se conecte el usuario: uno que ofrezca el envío gratis, y otro un 10% de descuento sobre los productos de temporada.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: