Para vender, hacer publicidad ya no es suficiente. Es que los consumidores quieren mucho más que conocer las ventajas de un producto: desean saber sobre la marca, su historia, y sobre todo cómo puede ayudarlos a lograr sus objetivos antes y después de la compra.

Por eso es tan importante pensar en estrategias de marketing que nos permitan desarrollar y mantener relaciones de largo plazo con los clientes. Relaciones de confianza, en las que haya un diálogo de ida y vuelta, y que con el tiempo nos conviertan en la primera opción de compra. Y para lograrlo, hay una herramienta muy efectiva que deberías tener en cuenta: los Webinars.

Las capacitaciones en línea son ideales para compartir conocimiento y crear comunidad. Y para que una marca pueda decirle al consumidor: estoy aquí para hacer tu vida mejor. Organizar un Webinar es más fácil de lo que imaginas, pero hay algunos tips que deberías tener en cuenta para que realmente tenga un impacto en tus ventas. Y son los siguientes.

1. Comparte contenido útil para tu audiencia

¿Quiénes son tus clientes potenciales? ¿Qué problemas tienen, y cómo podrías ayudarlos a resolverlos? Con estos datos, define qué tipo de conocimientos, experiencias y consejos puedes comunicar. Y de qué manera vas a transmitir además que tú eres las mejor opción que tienen esos consumidores para, eventualmente, contactarte y hacer una compra. ¡Recuerda que se trata de vender!

2. Trabaja en una presentación atractiva

Aunque a los asistentes le va a interesar verte, también es importante contar con este recurso para reforzar conceptos, recordar información útil (como tu página Web o datos de contacto) y facilitar la comunicación. Es importante que los slides sean muy llamativos, por lo que incluye siempre una imagen y un texto de no más de 10 palabras.

3. Invierte en un buen software y un equipo básico

Hoy hay muchas opciones en el mercado, incluso gratuitas, para manejar no solo la transmisión de la sesión en vivo sino también el registro de asistentes, el envío de e-mails de recordatorio y la grabación del evento. Zoom y GoToWebinar podrían funcionar bien para ti (para tomar la mejor decisión, aprovecha las pruebas gratuitas). También es importante contar con una buena cámara, un micrófono decente y una conexión de Internet de alta velocidad, para que no tengas problemas con la calidad de la imagen y el sonido.

4. Muéstrate cercano y confiable

Por supuesto, es fundamental que demuestres conocimiento y autoridad sobre lo que vas a hablar. Pero si creas distancia, los más probable es que los participantes del evento lo abandonen a los pocos minutos de que inició. Sé espontáneo, comparte anécdotas y sentimientos, y demuestra interés por las personas que están esperando escucharte. Por ejemplo, conéctate cinco minutos antes del inicio del Webinar y pregúntales a través del chat qué hacen, dónde viven, y que esperan aprender.

5. Al final, ¡vende!

Para que el Webinar cumpla con su objetivo, es importante que en algún momento de la presentación hables directamente de tus productos o servicios. Si el contenido que compartiste es útil y la audiencia entendió que tú puedes ayudarla a alcanzar sus objetivos personales o de negocios, dile entonces cuál es el siguiente paso: comprarte. De acuerdo con tu funnel o embudo de ventas, ejecuta algunas de las siguientes acciones: comparte tus datos de contacto o el de tu representante comercial, invita a los asistentes a suscribirse a tu newsletter, y ofrece alguna promoción especial, con una fecha específica de caducidad.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: