Si estás trabajando en una presentación de ventas, seguramente tienes una pesadilla: estar hablando frente a una audiencia silenciosa, ver caras de clientes aburridos y a una persona (esa que al final puede tomar la decisión de contratarte) levantándose en medio de la junta. ¿Quién no ha pasado por eso?

Para evitarlo, la clave está en captar la atención de nuestro cliente potencial de entrada, entusiasmarlo y mantenerlo cautivado durante toda la presentación. Pero claro, llevar este enunciado a la realidad es más difícil de lo que parece. Y podemos estar horas trabajando en un documento, cambiando información pero sintiendo que nunca lograremos algo realmente bueno.

No te preocupes, hay una salida de esta trampa. Para desarrollar presentaciones más sorprendentes, lo que necesitas es tomar en cuenta los siguientes consejos de los especialistas en marketing y comunicación. Aquí te los presentamos.

1. Rompe el hielo

Hacer esto es imprescindible cuando estás frente a una audiencia fría y distante o de baja energía. Una buena manera de hacerlo es introduciendo el tema del que vamos a hablar a través de la reflexión personal o la opinión de quienes están en la junta. Para hacerlo más divertido, puedes usar una aplicación como Wooclap, que permite participar de una encuesta a través de un smartphone, tablet o computadora y ver los resultados al momento, en la misma presentación.

2. Enfócate siempre en lo que tu audiencia puede obtener.

No se trata de lo quieres vender, sino lo que tu cliente potencial puede obtener como beneficio. No es lo mismo. Tu objetivo debe ser siempre dar la información que un cliente potencial necesita para entender su problema y por qué tu eres su mejor opción para solucionarlo. Y para eso necesita información clara, precisa y contundente. Si solo das argumentos de ventas sin demasiado sustento, va a ser difícil que logres mantener la atención. Y recuerda que, para un consumidor, tú y tu marca deben ser sus aliados, no los protagonistas de su historia.

3. Utiliza plataformas más flexibles

Herramientas online como Prezi permiten hacer presentaciones más dinámicas y atractivas, gracias a funciones como el zoom (para destacar determinados puntos) o la posibilidad de realizar movimientos de transición entre diapositivas o diferentes elementos de un mismo slide. Además, esta plataforma cuenta con plantillas originales y pre-diseñadas, que te darán más opciones frente a la formalidad del PowerPoint.

4. Las diapositivas no deben incluir toda la información que vas a transmitir

¿Qué puede resultar más aburrido que escuchar a alguien que se limita a leer lo que ya está escrito en una presentación? Incluye solo datos fundamentales, en lo posible en forma de frases, talking points o gráficos, y luego transmite oralmente toda la información adicional. Por supuesto, esto requiere que tengas un conocimiento profundo del tema que estás tratando, y que seas capaz de transmitirlo con claridad. No seas improvisado y prepárate con tiempo para la presentación.

5. Ve despacio

Cuando cambies de diapositiva, espera 20 segundos antes de comenzar a hablar. Según un estudio de la Universidad de Colorado Boulder, eso puede aumentar la retención de la información que estás compartiendo en un 30 por ciento. Además, haz pausas durante la presentación para asegurarte de que todo el mundo está entendiendo tu exposición, o contestar alguna pregunta.

6. Quédate siempre a la izquierda de la pantalla

Evita deambular por toda la sala, o cruzarte sobre lo que la gente está tratando de ver. Si te quedas en esa posición, la personas en la junta te escucharán, verán la pantalla, y volverán a fijarse en ti. Así será más fácil mantener su atención.

7. Haz presentaciones cortas e interactivas

¿Sabías que el tiempo promedio en el que una persona puede mantenerse atento a una presentación es de 18 minutos? En lo posible, no te excedas de los 30 minutos, y ten en cuenta que para ello vas a necesitar entre 20 y 60 slides como máximo. Además, cada cuatro o cinco minutos haz una pregunta a tu audiencia, o permite que alguien haga un comentario. Está comprobado que si una persona tiene la oportunidad de compartir una experiencia u opinión personal, siempre se mostrará más participativa.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: