Admitir que necesitamos ayuda es uno de las señales más claras de que, como emprendedores, estamos madurando. Podemos llegar a esa conclusión en diferentes circunstancias: cuando nuestro negocio no crece, cuando tenemos una expansión desordenada, o cuando enfrentamos una gran crisis, como la salida de un socio.

Cuando tenemos una empresa necesitamos conocimientos, experiencias y acceso a contactos clave. Y podemos encontrar todo eso en un mentor, una persona externa a la compañía que nos de una visión objetiva sobre los problemas que enfrentamos y que nos ayude a encontrar la mejor solución.

Algunos de los empresarios más exitosos del mundo, como Richard Branson, han hablado de su experiencia personal con un mentor. Las ventajas son claras: según estudios, aquellos emprendedores que cuentan con ese tipo de apoyo pueden incrementar sus ganancias hasta en un 83 por ciento.

¿Pero cómo encontrar a esa persona que puede marcar un antes y un después en nuestra compañía? Aquí te compartimos 5 consejos para lograrlo.

1. Define qué mentor necesitas

Un perfil ideal es el de un empresario exitoso que opere en tu mismo sector, o que sea un experto en ese tema que te está dando muchos dolores de cabeza (por ejemplo, finanzas o marketing digital). Es importante además que tengas empatía con esa persona, que sientas confianza, y que esté dispuesta a dedicarte el tiempo y atención que necesitas.

2. Revisa tu lista de contactos actuales

El segundo paso es recurrir a tu agenda, tu tarjetero o tus redes en Facebook o LinkedIn. Revisa qué están haciendo actualmente tus amigos, conocidos, ex compañeros de trabajo o antiguos jefes; investiga cuál es su actividad actual o si han cambiado de compañía; verifica cuáles son sus logros; y evalúa si alguno de ellos podría convertirse en tu primer mentor. Es la manera más fácil de empezar.

3. Trabaja en nuevas conexiones

Averigua cuáles son las asociaciones o cámaras empresariales más activas en tu sector: además de directorios de contactos, tendrás acceso a eventos, comités de trabajo y otras actividades que te permitirá conocer a las personas correctas. También permanece atento a los encuentros de networking en tu ciudad, e investiga cuáles son las técnicas para aprovecharlos al máximo.

4. Únete a una aceleradora

Aunque no son gratuitas, estas organizaciones tienen como una de sus principales ventajas un servicio estructurado y profesional de mentoría. Algunas están respaldadas por gobiernos locales, y otras por fondos de capital de riesgo o grandes empresas. En México, una de las más reconocidas es Endeavor.

5. Accede a una red de mentoría

Hoy existen plataformas en línea que conectan a emprendedores con el mentor ideal, y ésta podría ser tu mejor opción. Una de las más reconocidas es MicroMentor, un servicio gratuito que trabaja con mentores voluntarios y que tiene un historial de miles de vinculaciones exitosas. Antes de registrarte, es importante de que te asegures de estar listo para encarar este proceso, con claridad sobre tu visión, metas y necesidades concretas.

¿Estás listo para encontrar a un mentor?, ¡manos a la obra!

Para consultar tips, recomendaciones, guías y mucho más para emprendedores, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: