Cuando tenemos un negocio pequeño o mediano, el desarrollo de las estrategias de marketing puede enfrentar un límite importante: el presupuesto. Sin embargo, es bueno saber que las ideas más efectivas no siempre necesitan de mucho dinero para ser ejecutadas.

Lo más importante, al final, es conocer a fondo nuestro mercado, saber cómo conectar con él y desarrollar propuestas novedosas y creativas. ¿Cómo lograrlo? Aquí te compartimos cinco consejos que te ayudarán a pensar “fuera de la caja” y conectar con el corazón de tu cliente.

1. Enfócate en generar engagement

Internet y las redes sociales marcaron un antes y un después en la comunicación de las marcas con sus audiencias. Y quizá el cambio más significativo es que el mensaje ya no es unidireccional, sino que ahora los consumidores tienen un papel más activo en la interacción con las empresas a las que les compran. Entonces, ¿qué podrías hacer para mantener una relación más fluida y rica con tu mercado objetivo? ¿Qué podrías ofrecerle para que te recomiende entre sus conocidos, siga a tu marca en redes sociales y comparta sus contenidos?

2. Ponte personal

Una de las maneras más efectivas de conectar emocionalmente con los clientes y aumentar su nivel de compromiso con tu empresa es ofrecerles productos y servicios personalizados. Piensa, por ejemplo, en el éxito que tuvieron las latas de Coca Cola en las que podías encontrar tu nombre. O en la práctica de Starbucks de escribir el nombre y hasta el apodo de sus consumidores en los envases de sus bebidas. Piensa cómo podrías adaptar esta práctica en tu negocio: no importa cuál sea tu giro, siempre habrá una forma novedosa de lograrlo.

3. Agradece

Uno de los peores errores que cometen las marcas es pensar que tienen a sus clientes asegurados. Y eso es algo muy común cuando las ventas son altas. Nunca olvides que detrás de cada cliente hay una persona. Y que a todos nos encanta ser tomados en cuenta, y que nos demuestren cariño y gratitud. ¿Cuánto hace que no dices “Gracias” a tus clientes? Hay muchas maneras para hacerlo: desde un email de felicitación (por ejemplo, en la fecha de un cumpleaños, o cuando se cumple un año más de que se inició la relación comercial) hasta eventos especiales gratuitos (si tienes una tienda de ropa, podrías invitar a tus 25 clientes más leales a un cóctel para que sean los primeros en ver la nueva colección de cada temporada).

4. Crea una comunidad

Cuando se trata de empresas, las redes sociales pueden ponerse bastante impersonales. Pero a la vez, pueden ser sumamente útiles para crear grupos de interés alrededor de un problema, necesidad o aspiración. Por ejemplo, si tienes una agencia de viajes puedes compartir con tus clientes avisos de ofertas de último momento en boletos de avión, consejos sobre cómo preparar una maleta que puedas llevar en cabina, o invitarlos a compartir sus experiencias en algún destino exótico. Para desarrollar esta estrategia, las plataformas más útiles son Facebook y LinkedIn, especialmente en el caso de productos o servicios B2B. Whatsapp es otra buena opción.

¿Cuál de estas 4 ideas se podrían aplicar a tu negocio?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: