Durante mucho tiempo, Facebook fue la plataforma ideal para promover productos y servicios, conversar con los clientes y sumar tráfico al sitio Web de la empresa. Sin embargo, los últimos cambios en su algoritmo han hecho más difíciles las cosas para las marcas.

El más importante de estos cambios es que hoy las páginas corporativas o de medios de comunicación tienen menos posibilidades de aparecer en el news feed o la actualización de noticias de los usuarios. El argumento de Facebook es claro: sus usuarios están más interesado en saber qué sucede con sus amigos, familiares y conocidos. Por lo tanto, podemos esforzarnos por crear el mejor contenido acerca de nuestra marca, o hacer varias publicaciones por día. Y constatar al final de la semana que no logramos ni un solo “Me gusta”, o que nadie visitó nuestro sitio desde la red social.

Las empresas todavía siguen desorientadas sobre qué hacer con Facebook. Y la realidad es que es una red social que no podemos ignorar, ya que todavía ofrece muchas ventajas y, sobre todo, tiene millones de usuarios. ¿Qué podemos hacer entonces? No te preocupes, en Mi Propio Jefe investigamos cuáles son los secretos de los mejores expertos en marketing digital para revertir esta tendencia. Y lo mejor, sin necesidad de invertir en publicidad. Aquí te los compartimos.

1. Genera contenido que involucre a tus seguidores

Esto significa publicar posts que les sirvan, que los eduquen, que los emocionen, y que los inviten a comentarlos y compartirlos con sus amigos en la red social. Cuidado, porque esto debe ocurrir de manera natural. A Facebook no le gustan los concursos y premios por compartir contenido, y tu tráfico podría verse aún más afectado si caes en esas prácticas.

2. Publica posts sin enlaces externos

Otra cosa que no le gusta a Facebook es que saquemos a la gente de la plataforma para leer contenido en otra parte. Es lo que sucede, por ejemplo, cuando compartimos un artículo en nuestro blog o en un medio de comunicación. Por eso funcionan bien los posts que solo contienen texto, imágenes y, sobre todo, videos en vivo. ¡Haz la prueba!

3. Arma grupos

Aunque el tráfico referenciado de Facebook esté a la baja, los grupos todavía están muy activos. Seguramente participas en alguno, y los visitas regularmente aunque sus publicaciones no sean lo primero que veas cuando entras en la red social. Analiza qué tipos de comunidades podrías armar, de acuerdo al producto o servicio que ofreces, y las necesidades de información de tus clientes actuales y potenciales.

4. Utiliza más tu cuenta personal

Mucha gente prefiere seguir a gente real, y se molesta cuando los invitamos a seguir una página corporativa. ¿Cuántas invitaciones o pedidos recibes por día para dar “Me gusta” a páginas que promocionan productos que ni siquiera te interesan? Si algo bueno está sucediendo en tu negocio, compártelo en forma espontánea con tu comunidad. E invita a tus socios, empleados y clientes más fieles a hacer lo mismo. Por supuesto, siempre de forma voluntaria.

5. Identifica a un influencer con impacto en tu audiencia objetivo

Los miles de seguidores de un líder de opinión o de un profesional respetado en tu mercado podrían ayudarte a aumentar el impacto de tus contenidos. ¿Qué tienes que hacer? En primer lugar, identificar quién podría ser esa persona, y luego determinar si es una opción alcanzable de acuerdo a tu presupuesto. A veces, algunos influencers pueden publicar contenido sobre tu marca simplemente porque les gusta lo que haces, o a cambio de probar en forma gratuita tus productos o servicios.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: