Ya sea que tengas una oficina o atiendas tu negocio desde casa, necesitas un buen espacio de trabajo. Un lugar en el que te sientas cómodo, motivado y que haga tus días más productivos.

Éste es un punto que los emprendedores suelen dejar de lado, entre tantos pendientes por atender, ¿qué importancia puede tener el color de las paredes, el tamaño del escritorio o la iluminación? La respuesta es: mucha. Son detalles que pueden tener un gran impacto en tu nivel de concentración, en tu energía y hasta en tu salud.

Si tomas en cuenta que pasas más de ocho horas trabajando, la necesidad de organizar un espacio a tu medida se vuelve más clara. ¿Cómo hacerlo? Con estos cinco elementos.

1. Muebles cómodos

Una silla inadecuada puede producir una mala postura que terminará en dolores musculares y una sensación de cansancio. La mejor opción es una silla ergonómica, que proporcione soporte a la espalda y la región lumbar,  y que cuente con apoyabrazos. En cuanto al escritorio, tiene que ser amplio y contar con gavetas, para que puedas guardar ahí tus cosas y mantenerlo ordenado.

2. Una buena iluminación

Idealmente tu espacio de trabajo debe tener ventanas y mucha luz natural. Está comprobado que el sol puede mejorar tu estado de ánimo y hacerte más productivo. Si eso no es posible, es importante que cuentes con lámparas que te permitan leer, escribir y realizar otras actividades con comodidad.

3. Una temperatura adecuada

El calor te hará sentir incómodo y te pondrá de mal humor. El frío, te hará pensar en comida o en salir corriendo a casa. La temperatura ambiente ideal para cuando se trabaja sentado o se realiza una actividad moderada es de 20 a 22 grados centígrados.

4. Orden

Tu oficina debe ser funcional y eficiente. Para ello, necesitas tener tus herramientas de trabajo a la mano y evitar las distracciones de pilas de revistas viejas o cables enredados. Recurre a archiveros, cajas y todo aquello que necesites para mantener tus cosas organizadas. Y tómate una hora a la semana para clasificar papeles y descartar aquello que ya no necesitas.

5. Tu toque personal

Tu lugar de trabajo debe dar siempre una imagen profesional, pero también debe ser cálido y reflejar tu personalidad.  Un cuadro con una frase inspiradora, un retrato familiar o una lámpara de diseño pueden funcionar. O una pared verde, un color relacionado con el pensamiento creativo.

En tu experiencia como emprendedor, ¿qué otro aspecto te parece fundamental?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:                                                               

Contenido recomendado: