Hoy en día el liderazgo ha sufrido una importante transformación. Anteriormente, el cargo como tal de liderazgo, era asumido por algunos personajes excepcionales, hoy, muchos los hombres y mujeres que desde distintos ámbitos de la sociedad, buscan desarrollar el liderazgo en sus vidas.

Se ha hablado mucho sobre este tema, y es que si en algo estamos de acuerdo, es en que la única manera de progresar en la vida personal y empresarial es comenzando a funcionar bajo un modelo revolucionario de liderazgo.

Independientemente de cual sea nuestro cargo, todos podemos empezar a ejercer el liderazgo, no es necesario ser el jefe, más bien va de la mano con  el compromiso que muestre cada persona para tomar decisiones, proponer y tomar la batuta desde su trinchera. En la actualidad para liderar no hace falta ser una autoridad oficial, basta con implicarse y tener el compromiso de dejar una huella positiva en la empresa en la que se labora.

Se dice que los cuatro poderes naturales de un líder son:

Poder natural 1

Todos tenemos el poder de ir cada día al trabajo y dar lo mejor de nosotros mismos y para ello, no se necesita asumir un gran cargo.

Poder natural 2

Todos tenemos el poder de inspirar, influir y ensalzar a todas las personas con las que nos encontremos mediante el don del buen ejemplo.

Poder natural 3

Todos nosotros podemos crear cambios positivos ante situaciones negativas.

Poder natural 4

Todos podemos tratar a todos los miembros de una organización con respeto, aprecio y bondad; al hacerlo, se eleva la cultura de la organización a la excelencia y para esto, tampoco hace falta tener un alto cargo.

Debemos empezar por ser excelentes en lo que hacemos. Todos los trabajos y puestos son importantes, y es bien sabido que una organización siempre requerirá de una jerarquía, pero depende de cada uno asumir una responsabilidad personal, convirtiéndose en el líder de su propio papel dentro de la organización.

Para cerrar, les compartimos una importante reflexión de Jean Giraudoux:

“Sólo los mediocres mueren siempre en su mejor momento. Los líderes auténticos siempre están mejorando y elevando el listón de la calidad en sus actos y la velocidad de sus movimientos.”

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: