Steve Jobs, uno de los emprendedores más admirados de todos los tiempos, dio una de las mejores definiciones sobre el foco en los negocios:

“La gente cree que el foco significa decir  a aquello en lo que te debes enfocar. Pero ése no es su significado, para nada. Foco significa decir no a otras cien buenas ideas. Tienes que elegir bien. Yo me siento tan orgulloso de las cosas que no he hecho como de las que he conseguido. La innovación es decir no a 1,000 cosas.”

¿Pero por qué el foco es importante para el éxito? Porque como dueños de un negocio, tenemos muchos roles y responsabilidades. Y a menudo nos distraemos en las pequeñas tareas de todos los días. Mientras tanto, la estrategia y la operación sufren y la empresa deja de crecer.

Herramientas de autocontrol

El llamado “multi-tasking” es uno de los grandes enemigos de los negocios. Se pierde tiempo, energía, así como dinero y aunque trabajemos muchas horas, terminamos el día frustrados, sintiendo que no hemos avanzado en nada importante.

El foco es importante porque te permite concentrar tu energía en una sola tarea, pero ¿cómo lograrlo, cuando tenemos tantas cosas por resolver? Aquí algunos consejos para que aproveches cada minuto de trabajo al máximo.

Limpia tu mente

Para poder enfocarse, el primer paso en conectarse con el aquí y ahora. El yoga, la meditación y las técnicas de respiración consciente pueden ayudarte a conseguirlo.

Haz una lista de prioridades

Arranca el día haciendo una lista de los pendientes que vas a resolver, en orden de importancia. Sé realista en cuanto a lo que vas a poder realizar, ¡recuerda que el día solo tiene 24 horas!

Divide tu tiempo en bloques

Organiza tu día en espacios para realizar una tarea a la vez, por ejemplo, llamadas a clientes o proveedores, juntas de trabajo o planeación. Los especialistas recomiendan que estos períodos sean de una hora y media, como máximo.

Aprende a delegar

Dedica tu talento y energía a aquello que mejor sabes hacer y que tendrá más impacto en el negocio. ¿Nadie como tú para analizar los números? ¿Eres el mejor negociador cuando un cliente se pone difícil? Tómate el tiempo para analizar en qué aspectos eres imprescindible y encarga el resto a tu personal de confianza.

Mantén tu espacio de trabajo ordenado

Carpetas amontonadas, cajas de papeles viejos y pilas de documentos sin clasificar significan distracción que contribuye a la pérdida de tiempo, más si decides ordenar un poco antes de tu tarea programada.

Evita las tentaciones de la tecnología

Si decidiste dedicar una hora a trabajar en algo importante (como una presentación o leer un informe), aplica tres reglas: cierra tu acceso a Internet, no contestes mails y aléjate del celular.

¿Te ha pasado que has perdido tu atención en pequeñas tareas sin importancia? Quizás es momento de tomar medidas que te ayuden a trabajar más en tus metas y evitar perder tiempo valioso.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:                                                               

Contenido recomendado: