Este año, el teletrabajo se impuso como la única modalidad posible para la operación de millones de empresas en todo el mundo. Lo que antes de marzo pasado era considerado como un proyecto posible y de largo plazo para alcanzar una mayor productividad o eficiencia en los costos, cambió para siempre la cultura empresarial. E impuso nuevos retos para los emprendedores, que ahora deben liderar a través de plataformas digitales.

El problema es que, ante la urgencia por salir adelante, muchos empresarios se han limitado a sumar tecnología, pero no se han detenido a pensar cómo debe transformarse su estilo de liderazgo. Lo que antes se hacía de manera presencial, como la definición de un plan estratégico o la resolución de problemas, ahora debe resolverse a la distancia y sin la información que da el compartir un mismo espacio. Y el desconcierto de los empleados, o su falta de motivación luego de un año difícil, no puede ser resuelto solo a través de una plataforma de video-conferencias.

Ante este nuevo escenario, que más allá de la aplicación de las primeras vacunas llegó para quedarse, es prioritario entender qué significa el liderazgo digital y cómo enfrentar sus principales retos. Y aquí te lo contamos.

Paso #1. Comunica más que nunca

En momentos complicados, cuando una empresa necesita más que nunca del compromiso de sus empleados, la comunicación se vuelve aún más necesaria. Envía emails y realiza video llamadas periódicas con los responsables de cada área para compartir toda la información que puedas sobre la situación de la empresa, cómo se ha vista afectada por la desaceleración económica y cuáles son los retos más urgentes por atender. Incorpora plataformas de trabajo colaborativo, como Trello o Asana, para manejar proyectos importantes y planificar tareas. Y sobre todo, repite una y otra vez a tus colaboradores qué importantes son para el futuro del negocio.

Paso #2. Confía en tu gente

Como explican los expertos en desarrollo organizacional, el home office impone un mayor nivel de autonomía y responsabilidad por parte de los empleados. Por supuesto, no se trata de delegar por delegar, sino de ser claro en cuanto a los objetivos y tareas por cumplir, y de fortalecer la operación con mecanismos que permitan la automatización de algunas tareas y el monitoreo de la gestión del equipo (por ejemplo, para visualizar quién está conectado o no durante las horas de trabajo, o llevar un registro de la participación en determinados proyectos).

Paso #3. Escucha, escucha y escucha

Lo inédito de esta situación ha descolocado a todos en las empresas, desde el dueño hasta el más nuevo de los colaboradores. Por eso, y para potenciar tus capacidades de liderazgo digital, es importantísimo que midas el clima laboral y escuches lo que tus empleados tienen que decir a través de video-conferencias, encuestas electrónicas o consultas a través de emails sobre cuestiones que están complicando el trabajo o el compromiso diario.

Paso #4. Busca nuevos líderes digitales

Es en las crisis más profundas donde surgen los nuevos liderazgos. Y en tiempos de digitalización y nuevas reglas de trabajo, necesitas descubrir a aquellos empleados (generalmente más jóvenes) que se mueven más cómodamente en ambientes en línea, que están comprometidos con el éxito de la empresa y que son escuchados con atención por sus compañeros. Cuanto antes los encuentres, mucho mejor.

Paso #5. Aplica fórmulas novedosas para mantener los vínculos

La distancia puede afectar la confianza, la voluntad para colaborar y el compromiso con la empresa que tanto tiempo te llevó desarrollar entre tus colaboradores. Piensa en formas novedosas que, a través de las plataformas digitales, te permitan mantener la vitalidad de los vínculos con los empleados, y entre ellos mismos. Por ejemplo, la celebración mensual de los cumpleaños podría realizarse ahora a través de Zoom. También puedes pensar en eventos especiales para celebrar los logros del equipo, o para reflexionar sobre cómo nos ha transformado el 2020.

 

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: