Aunque las primeras campañas de vacunación han reavivado la esperanza en la recuperación de la economía, lo cierto es que la pandemia por el Coronavirus ha cambiado para siempre la forma en que trabajamos, compramos, consumimos y nos relacionamos. Por eso, emprender en los próximos meses puede sonar demasiado arriesgado, pero como explican los expertos, también veremos surgir muchas nuevas oportunidades de negocios que sería una pena desaprovechar.

¿Sabías por ejemplo que Uber y Airbnb nacieron entre 2007 y 2009, durante la última crisis económica que afectó a todo el mundo? Si algo distingue a los grandes visionarios de negocios es su capacidad para detectar a tiempo las tendencias, de anticiparse a los cambios con propuestas innovadoras, y de aprovechar la tecnología para cubrir las nuevas necesidades de sus clientes con un costo más accesible o mejores condiciones de entrega.

Así que si estás decidido a convertirte en tu propio jefe, o simplemente estás pensando en generar ingresos adicionales mientras mantienes tu empleo, hoy queremos contarte por qué el 2021 podría ser el mejor año para emprender y cumplir uno de tus mayores sueños.

Razón #1. Las nuevas oportunidades de negocios

Los meses de aislamiento social trajeron muchos cambios a los hábitos de compra y consumo de millones de personas en todo el mundo. Y eso significó la aparición de nuevas necesidades que todavía no han sido atendidas. Por ejemplo, las personas han descubierto las ventajas de la educación y del entretenimiento en casa, el consumo de contenidos y el comercio electrónico han tenido un crecimiento notable, y las empresas requieren de nuevos servicios de asistencia técnica y mantenimiento de equipos a distancia para posibilitar un home office productivo. No importa cuál sea el sector en el que quieras emprender, seguramente están surgiendo nuevas oportunidades de negocios que necesitas detectar.

Razón #2. La posibilidad de arrancar con costos más bajos

Otro de los efectos de la desaceleración económica es la caída del consumo, y uno de los sectores más afectados ha sido por ejemplo el de bienes raíces. Para los emprendedores, esto significa una gran oportunidad para negociar costos fijos como la renta de una oficina o de una bodega, el pago de servicios como Internet o telefonía celular, o los contratos con proveedores de materias primas. Y así reservar más dinero de la inversión inicial para el desarrollo de los productos o la contratación del mejor talento.

Razón #3. Una mayor acceso al talento

Durante los períodos de crecimiento económico, contratar a los mejores vendedores, diseñadores o ingenieros puede resultar difícil y costoso, ya que se trata de un talento generalmente escaso en el mercado. En cambio, cuando la actividad está a la baja, miles de personas pierden su trabajo y están a la búsqueda de nuevas oportunidades no solo para asegurar sus ingresos, sino para aportar sus conocimientos y experiencia a un proyecto que los entusiasme.

Razón #4. Una mayor apertura por parte de los consumidores

A lo largo de todos los meses de aislamiento social que atravesamos durante el 2020, muchos consumidores se vieron obligados a probar nuevas propuestas comerciales, o a comprar y consumir los productos y servicios de siempre de una manera diferente. Eso ha provocado que en la actualidad haya una mayor apertura a las novedades del mercado, y una mayor disposición a cambiar de marcas. Por eso el 2021 podría ser el momento ideal para que tu marca gane visibilidad y genere los primeros prospectos de negocios.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: