Se acerca el #HotSale2019 y son miles los negocios que se están preparando para atender los pedidos de los consumidores de todo el país. La competencia por la atención y el bolsillo de los clientes será dura, y además de ofrecer productos de calidad y buenos precios, las empresas tendrán que ser impecables con los tiempos de entrega.

En épocas de demanda normal, las compañías que hacen ventas en línea enfrentan un desafío adicional: atender los pedidos de último minuto. En un mundo en el que los consumidores se están acostumbrando a la gratificación inmediata, es cada vez más difícil rechazar una orden, porque nadie quiere regalarle una oportunidad a la competencia.

Pero a la vez, este tipo de situaciones significan todo un desafío productivo y logístico. Y no todas las empresas están preparadas para enfrentarlo.

No importa si vendes pasteles de cumpleaños o accesorios para automóviles: si tomas pedidos por Internet, o incluso por teléfono, necesitas asegurarte de contar con la estructura necesaria para cumplir con los clientes.

Recuerda que mantener a los consumidores felices es la mejor estrategia para ganarse su lealtad, para que regresen a comprarte y para que, además, te recomienden.

¿Cuáles son las recomendaciones de los expertos en producción y logística? Aquí te los compartimos.

1. Instala la fábrica o la bodega cerca del lugar desde el que se harán los envíos

Esto permitirá que tus empleados puedan preparar y empaquetar las órdenes con más tiempo, sin tener que perder horas en el tráfico de la ciudad. Analiza cuáles son los centros de despacho más utilizados por la empresa, de acuerdo al tipo de envíos que realiza (por ejemplo, el hub de una compañía de mensajería, el aeropuerto o una central camionera) y analiza cuál sería la ubicación más conveniente.

2. Incorpora tecnología

Es imprescindible contar con una plataforma que permita planear y controlar los procesos de fabricación, dar seguimiento a las órdenes de producción y así asegurar una óptima administración de inventarios y costos, además del cumplimiento de los tiempos de entrega. Hay muchos sistemas disponibles en el mercado, pero lo más recomendable es que no busques la opción más económica, sino la que mejor se adapte al giro del negocio, a su etapa de crecimiento y al crecimiento futuro de la demanda.

3. Cuenta siempre con un plan B

Por último, hay que prever situaciones inesperadas, como una orden de último momento demasiado grande, o la ausencia por enfermedad de algún empleado que sea clave para poder cumplir con el pedido. Puedes generar alianzas con otros negocios que operen en el mismo rubro, o con proveedores que trabajen en forma independiente y estén disponibles para colaborar contigo fuera del horario normal de trabajo. Los mismo cuenta con las empresas de empaques o mensajería con las que operas normalmente. Es más: en lo posible, trata de probar sus productos o servicios antes de que tengas que contactarlos de emergencia.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: