Por: Brian Nishizaki, Director de Ventas de Aspel.

Uno de los principales objetivos de cualquier empresa es lograr que las inversiones realizadas se conviertan en ganancias, lo que permitirá su desarrollo, solidificación y permanencia en el mercado. Este objetivo se puede alcanzar entendiendo y hablando el idioma de los negocios: la Contabilidad.

La Contabilidad es una disciplina que guía al empresario a ordenar, registrar y analizar todas las operaciones o transacciones realizadas en su compañía, y le proporciona estados financieros, que son reportes que muestran cómo va caminando el negocio y cuál es su proyección a futuro.  Son cuatro básicos: balance general, estado de resultados, estado de flujo de efectivo y estado de variaciones en el capital contable.

Revisar y darle seguimiento a estos estados financieros es vital, ya que arrojan información clave, como cuánto vendes, cuánto ganas, cuánto efectivo tienes, etc., lo que te permitirá tomar decisiones inteligentes y oportunas para hacer crecer tu empresa.

Ahora bien, para saber cuánto has ganado en tu negocio, debes  analizar el estado de resultados, que es un informe de ingresos, costos, gastos y utilidades o pérdidas en un periodo determinado. En pocas palabras, sirve para saber si estás vendiendo, cuánto vendes y si estás obteniendo o no ganancias.

De manera simple, se define ganancia como la diferencia entre los ingresos derivados de las ventas logradas y los costos y gastos que se adquirieron para generar dichos ingresos. Los Contadores la llaman utilidad, y la clasifican en bruta (antes de impuestos) y neta (después de impuestos).

Identificar con precisión las ganancias es esencial para definir los precios de los productos y servicios, los sueldos, etc., y para evaluar la situación financiera de la empresa. Aquí un ejemplo rápido de cómo calcularlas:

Ingresos

  • Ventas netas $653,000

Costos y gastos

  • Costo de los bienes vendidos $283,000
  • Gastos por ventas $142,000
  • Gastos generales y administrativos $170,000
  • Impuestos $10,000
  • Total $605,000

$653,000 (ingresos) – $605,000 (costos y gastos) = $48,000 de ganancia

En resumen, llevar un registro estricto de todos los ingresos y gastos que implican el quehacer del negocio, además de saber interpretar los indicadores financieros de tu compañía, te permitirá conocer con certeza cuáles son tus ganancias. Esto a su vez te ayudará a tener claridad y a entender dónde estás situado y qué acciones puedes tomar para asegurar la continuidad de tu empresa.

Te recomendamos realizar este ejercicio todos los días, ya que te permitirá conocer el avance de tu negocio y tomar decisiones más adecuadas para la salud de tu Contabilidad.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: